ELVIS PRESLEY

Nunca fui muy fan de Elvis.

O al menos no lo fui hasta que cayó en mis manos un recopilatorio que me hizo aborrecer sus primeras épocas pero que me fascinó en los últimos años de su vida gracias a esos multitudinarios conciertos en los que se presentaba como el animal de los escenarios que era. Sea como sea, creo que tiene merecido un puesto privilegiado en la historia de la música, historia que sin él, no hay duda, hubiera sido muy distinta.

Elvis Aaron Presley nació el 8 de enero de 1935 en Tupelo, Missisipi desde donde su familia se mudó a Memphis ciudad en la cual, a la edad de diez años recibió su primera guitarra como regalo de cumpleaños. Románticamente podremos pensar que fue con esta misma guitarra con la que empezó a explorar todos los géneros musicales que eran de su interés, el blues, el gospel, el doo wop, el country, el pop, y las canciones de sus ídolos Mario Lanza, Dean Martin y Arthur Crudup. Una amalgama que le serviría, años más tarde, para ser la leyenda del rock and roll en la que se convirtió.

Su primera grabación en los estudios de Sun Records fue un sencillo con las canciones My Happiness y That’s When Your Heartaches Begin, que fueron un regalo de cumpleaños para su madre, mujer de ascendencia cherokee que también influyó musicalmente en un joven Elvis, al que transmitió una predilección por esta música étnica, además de, su gusto por la música mariachi y la ópera.

No fue esta primera grabación la que le abrió las puertas para grabar su primer disco, sino que tuvo que esperar otro par de sencillos hasta que Sam Philips, propietario de Sun Records se fijara en él y le ofreciera la grabación del primer larga duración Un disco con el que consiguió un gran éxito en Memphis desde donde fue conquistando paulatinamente diferentes mercados regionales del sur de los EEUU hasta que en el año 1955 el Coronel Tom Parker le ofreció trasladarse de la pequeña Sun Records a la RCA a cambio de 35.000 dólares y un Cadillac.

A partir de este momento, Elvis comenzó a fraguar la leyenda en la que se convirtió años más tarde. En el periodo comprendido entre 1955 y 1958 Elvis consiguió la friolera de cuatro números uno seguidos en la lista de los discos de larga duración y once números uno seguidos en la lista de sencillos, el primero de los cuales fue Heartbreak hotel.

elvis-presley-last-concert-1977Entre 1958 y 1960 Elvis se vio obligado a abandonar su carrera musical al ser alistado en el ejercito de los EEUU para cumplir su servicio militar en Alemania. Tras este periodo, en el que conoció a la que sería su futura esposa Priscilla Beaulieu, tiene lugar uno de los espectaculares regresos que protagonizó a lo largo de su carrera al aparecer como estrella invitada en el programa de Frank Sinatra con el que cantó Love me tender / Witchcraft y por el que cobró 125.000 dólares por una actuación de diez minutos.

Durante la década de los 60 Elvis se dedicó principalmente al celuloide y llegó a grabar una media de tres películas al año. Si bien es verdad, que éstas películas no eran de una gran calidad, no deja de ser cierto que cumplían el cometido de llenar las salas de proyección, algo que a pesar de todo no pudo evitar que la hegemonía del Rey del Rock terminase decayendo.

Pero no estaba dicha la última palabra. En las Navidades de 1968 Elvis volvió a las listas de superventas tras grabar en 1968 Comeback Special y en 1969 aceptó una oferta para volver a los escenarios, algo que haría dos veces por noche durante agosto de 1968 en el Hotel Internacional de Las Vegas y por lo que cobró un millón de dólares.

A lo largo de la década de los 70 y hasta su muerte en 1977 Elvis Presley recorrió las dos costas de EEUU donde ofreció multitudinarios conciertos hasta superar el millar. Un hito de esta etapa de Elvis fue el concierto que dio desde Hawai el 14 de enero de 1973 y que gracias a ser la primera retransmisión Vía Satélite, congregó a más de cuatro millones de espectadores en todo el planeta.

Elvis muere el 16 de agosto de 1977 víctima de un ataque al corazón aunque los resultados de su autopsia nunca fueron desvelados. La versión oficial defiende que el motivo de la hinchazón y la obesidad que presentaba en sus últimos años de vida eran debidas a la hidropesía que sufría y que le sumió en una profunda depresión. Ambas afecciones intentaron ser medicadas por sus médicos mediante barbitúricos y anfetaminas de las que llegó a tomar unas 25 al día. La hidropesía no es considerada en si como una enfermedad, sino como síntoma de otras dolencias de mayor alcance que suelen afectar al corazón, riñones o el aparato digestivo. Las versiones oficiosas son tantas como canciones grabo Elvis y van desde la abducción por parte de extraterrestres hasta una supuesta desaparición que le brindó la oportunidad de vivir un anonimato que siempre deseó, como yo deseo que esta romántica teoría fuese la que nos privo de más conciertos suyos de los cuales os dejo unas cuantas muestras.

CONCIERTOS COMPLETOS:

ALOHA FROM HAWAY (1973)

HAMPTON ROADS (1972)

LAS VEGAS (1969)

Anuncios