LANA TURNER

En el año 1958, Lana Turner ya estaba consagrada como actriz y como símbolo sexual de una generación de estadounidenses que la lanzaron al estrellato tras su papel en la primera versión de “El cartero siempre llama dos veces“. Turner que al final de sus días contaba con 7 matrimonios y un sinfín de aventuras extramatrimoniales con la mitad de Hollywood, mantenía una tormentosa relación en aquellos años con un tal Jhonny Stompanato que acabó con la muerte de este a manos de Cheryl Crane la hija de 14 años de Lana Turner. Frente al tribunal que había de juzgarla, Cheryl alegó defensa propia, en tanto en cuanto Stompanato propinaba unas tremendas palizas tanto a la madre como a la hija, que una noche de 1958 no pudo soportar más y le metió al maltratador cuatro cuchilladas en el estomago.

Como parte del juicio salieron a la luz una serie de cartas que hicieron peligrar la sentencia absolutoria de Cheryl ya que demostraban que aquello que veía como maltrato por parte de Stompanato hacia su madre, no era más que parte de las prácticas sadomasoquistas a las que Lana Turner era proclive. Finalmente Cheryl Crane fue absuelta de los cargos de asesinato, pero el juicio mediático condenó a su madre a un lento declive en el Hollywood en el que había reinado. A esta condena ayudo sin duda la demanda que interpuso contra ella, Mickey Cohen, un conocido elemento mafioso que hacía a la actriz responsable directa de la muerte de su amigo y guardaespaldas Jhonny Stompanato y aunque el juicio no llegó a prosperar,  terminó por hundir a la que fue una de las novias de América.

POR: Shur Carlos

Anuncios