LA OTRA MURALLA CHINA.

La Ciudad Amurallada de Kowloon, fue una ciudad dentro de Hong Kong, conocida como “La ciudad más oscura del mundo”. Debido a su estructura, la luz del sol no penetraba en sus calles, teniendo que ser iluminada artificialmente las 24 horas del día.

Al final de la II Guerra Mundial, cuando los japoneses abandonan la ciudad;  esta se convierte en un nicho, controlado por las mafias, de contrabando, prostitución y opio.

esquema de viviendas en Kowlood.

esquema de viviendas en Kowlood.

En la película The Raid vemos esta realidad, pero en un bloque de pisos. Quizás, el espíritu colmena al que es sometida buena parte de la sociedad en Asia, les lleva a construir este tipo de ciudades estado.

La ciudad de Kowloon, al estar acotada, crece en vertical y ese amontonamiento cierra el cielo de la ciudad. Obligando, por otra parte, a ciertas normas como que los cables estén  a la vista, para evitar incendios. Y que no superasen los 14 pisos para no interferir en el tráfico aéreo –Hong Kong es una ciudad cuyo aeropuerto está incrustado dentro de ella y los aviones pasan rozando los tejados de los edificios-.

A mediados del siglo XX intentan desalojar la ciudad, pero el

Panorámica real de Kowloon

Panorámica real de Kowloon

negocio que se mueve en los callejones, y que salpica a muchos colonos ingleses, es demasiado fuerte, y se abandona a su suerte. Solo a principio de los 70s, con unos 3000 policías, se limpia de mafia Kowloon, que por ese entonces tiene ya 30.000 habitantes.

A finales de los 80s, siendo la ciudad con más densidad de población del mundo, China y UK –que devolvería la colonia a China- llegan a un acuerdo para demoler Kowloon. Dos años tardan en evacuar a los más de 50.000 habitantes.

Estructura de la ciudad.

Estructura de la ciudad.

En el artículo del Dailymail, podemos ver el reportaje fotográfico de Greg Girard e Ian Lambot antes de que fuese demolida en 1992.

Y en este video, también podemos comprobar o por lo menos hacernos una ligera idea de lo que fue Kowloon, La Ciudad Amurallada.

Por: Shur Raul.

Anuncios