EJERCITO DE BARATARIA 2.0

En mi incansable búsqueda alrededor del mundo de las cosas que molan, y a fin de proteger como se merece lo Que Debe Ser Salvado, hemos pensado en ir un paso más allá.

Habiendo establecido nuestra base en la Isla de Las Zorras, nos hemos percatado de su vulnerabilidad. Hemos de hallar una línea defensiva que haga inexpugnable nuestro Archivo Secreto.

No podemos contar con armamento convencional, ya que, cuando llegue el Fin de los Días, será inútil.

Además, queremos ser perversos y cabrones. Somos así de cuquis.

Una playa llena de mierda hubiera evitado el desembarco de Normandía.

Una playa llena de mierda hubiera evitado el desembarco de Normandía.

En primer lugar, ubicaremos una línea defensiva exterior a lo largo de la isla, a unas dos millas náuticas de la costa, formada por una barrera de condones usados que entorpezcan la navegación, medusas rosas de esas que no ves hasta que no te han picado y un par de pateras en constante movimiento.

Ya en tierra, instalaremos torres de vigilancia con jubilados.

Salen baratos.

Tienen poco mantenimiento.

Y su escasa agudeza visual queda sobradamente

Un jubilado sin obras que visitar es el arma mas mortífera que podemos encontrar.

Un jubilado sin obras que visitar es el arma mas mortífera que podemos encontrar.

compensada por su inagotable paciencia en la búsqueda de cosas que juzgar y criticar.

En el hipotético caso de que cualquier elemento externo consiga franquear la primera barrera, los yayos se encargarían de avistarlo con suficiente antelación, amén de atraparlo en una diabólica sesión de historias de la mili, de lo sana que era la vida antes, de lo duro que fue su trabajo y de lo fácil que lo han tenido los jóvenes siempre.

Puede que sea cruel, pero nos jugamos demasiado.

Finalmente, y como último bastión defensivo, pasaremos al armamento pesado.

1.000 señoras de la limpieza, uniformadas con batas azules, zapatillas y calcetines tobilleros, patrullarán la isla en turnos de 8 horas.

Fregando.

Uno de los lemas de La Sociedad, nos defenderá ante posibles invasiones.

Uno de los lemas de La Sociedad, nos defenderá ante posibles invasiones.

No es posible que alma humana se atreva a pisarles lo fregao.

El mismísimo Chuck Norris tembló de miedo ante esta repugnante idea.

Sabiendo que el Fin se acerca, y que será imposible mantener sus ansias de cotilleos televisivos, hemos hecho acopio de toneladas de revistas del corazón atrasadas con las que intentar mantener a raya a esta diabólica jauría incontrolable.

Nuestra vida puede correr serio peligro, pero en este caso, el fin sí que justifica los medios.

Por cierto, he olvidado dónde empecé a construir el búnker.

Voy a llamar a mi madre, a ver si lo encuentra.

Por: Shur K.

Anuncios