CHRISTOPHER LLOYD

Esa es la penúltima vez que veremos vivo a “Pedazos Holden” en “Cosas que hacer en Denver cuando estas muerto”. Personalmente el mejor papel interpretado jamás por Christopher Allan Lloyd. Mas conocido como Christopher Lloyd y, desde luego, muchísimo mas conocido por Doctor Emmet Brown, inventor del “Condensador de Fluzo”.

Descendiente de familia acomodada (Su abuelo fue co- fundador de Texaco y su tío, alcalde de San francisco), tardó en prodigarse como actor, aunque su carrera sobre las tablas comienza a los 19 años, marcando lo que sería su maldición a lo largo de toda su vida, actor eternamente secundario que, en demasiadas ocasiones, devoraba al protagonista.

Un joven Christopher Lloyd a punto de quemarse lo pantalones.

Un joven Christopher Lloyd a punto de quemarse lo pantalones.

Aparece delante de una cámara en 1975 en la genial “Alguien voló sobre el nido del cuco”, como secundario de lujo junto a Danny de Vito y Will Sampson.

Alguien debió de darse cuenta del respaldo que hacía ese personaje de ojos saltones, que aparentaba la calma que precede a la tormenta, y comienza a aparecer en diferentes títulos, si bien su papel mas recordado será el de Jim Ignatowsky, un taxista excéntrico, residuo de la fiebre hippie de los 60 en la serie televisiva “Taxi”.

Corre la leyenda de que Robert Zemeckis, viendo a Lloyd en el casting de “Regreso al Futuro”, le recordó a uno de los personajes desquiciadamente cómicos de Tex Avery (Creador del Pato Lucas y Bugs Bunny, entre otros y al que se acabaría homenajeando en: ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, donde Lloyd ejecuta el papel de malo, malísimo), y ese fue el motivo de contar con el para encarnar el papel del personaje (Superando a Jeff Goldblum y

Dc. Emmet Lathop Brown.

Dc. Emmet Lathop Brown.

sustituyendo a John Lightgow, que estaba liado con otro proyecto) que, por fin, le daría el reconocimiento merecido: “El Doctor Emmet Lathrop Brown”. Siempre se dijo que Lloyd se había inspirado en Albert Einstein para el papel, Sin embargo, Lloyd siempre mantuvo que su personaje de referencia había sido el director de orquesta Leopold Stokowsky, y de hecho interpretó el papel gesticulando como si dirigiera toda la orquesta del guión.

A partir de ahí, siempre como secundario, comienza a reconocerse su obra y empieza su desfile por cintas de distinto pelaje: “La familia Addams”, “Daniel el travieso”…

Pese a su eterna condición de “Sujeta velasLloyd nunca ha exigido mas protagonismo, ni si quiera protestó cuando Mel Brooks finalmente le sustituyó por Peter Boyle para interpretar al Monstruo en “El Jovencito Frankenstein” (Por ser demasiado delgado). Y, además, se sintió profundamente feliz durante el rodaje de “Regreso al Futuro III” por que fue su primera, y única, oportunidad de interpretar una Historia de Amor y dar su primer beso en pantalla.

A día de hoy, seguimos esperando que algún director le tenga en mente para protagonizar, por fin, su propia película.

Por: Shur Jesee.

Anuncios