LAS SEÑORAS QUE TOMAN EL PISCOLABIS.

Estimado visitante del futuro:

"Las mujeres que toman el Piscolabis, y las cataratas en la cornea. Esa gran amistad"

“Las mujeres que toman el Piscolabis, y las cataratas en la cornea. Esa gran amistad”

Las mujeres que toman el piscolabis, van a los toros los Domingos, usan abrigos de nutria muerta y se han disparado en la cara con la escopeta de Hommer Simpson.

Ninguna hembra en su sano juicio “Toma el piscolabis”. Una mujer “Se va de cañas”,  “Tapea”, “Se toma un Vermú”…. Pero no se toma el piscolabis, porque es como practicar el sexo oral con un esquimal en su propio iglú.

Este tipo de hembras aprovechan el Piscolabis para salir de la cocina y probar la cerveza entre parto y parto y sesión de Misoterapía de Rouco Varela. Obligán a su marido a ponerse “gabán” cuando refresca y peinan a sus hijos con raya en medio untándoles el pelo con Nenuco. Así los niños, con 20 años se transforman en homosexuales, niños rata o militantes de Nuevas Generaciones gays y niños rata.

Sí una mujer le dice a su marido: “Cariño vamos a tomar el piscolabis”  ya tiene en mente entrar en un restaurante, ponerse en la barra y pelar las gambas con la punta de las uñas poniendo cara de estar tocando una polla en malas condiciones y diciéndole al camarero: “Están muy frescas hoy, Fermín”, para hacerse la ilusión de que tiene criado, porque, como todos sabemos, los camareros se llaman siempre Paco o Yeremy, si son de Texas para abajo.

Mientras despelleja las gambas, la tipeja que toma el Piscolabis, deja que sus hijos corran como energúmenos por el bar, pisoteando al resto de clientes y gritando: “Mamiiiiiii! Mamiiiiiii!” y generando unas ansias vivas de partirles una botella en la cabeza a ellos, y meterle una gamba sin pelar, y a contrapelo, a su progenitora, por la garganta.

Como solo usan productos del Body Bell de la sección: “Cemento para arrugas”, las mujeres que toman el piscolabis huelen a  culo de enfermo y les brilla la cara como el suelo de Rockefeller Center en plena helada. Se han dado casos de personas despistadas que han llegado a rebañarles la cara con un trozo de pan.

"La dentadura postiza 3 tallas grande". Otro clásico de estas mujeres.

“La dentadura postiza 3 tallas grande”. Otro clásico de estas mujeres.

Siempre llevan un fular de Salvador Bachiller, sea Enero, o estén tomando el Piscolabis en una Jaima del Sahara en pleno agosto. Lo hacen para ocultar que llevan un camafeo con la estampa de Escribá de Balaguer, porque los hijos, de tanto usar Nenuco, le han salido maricones muerdealmohadas.

Así que, Estimado visitante del futuro… Si alguna hembra de tu especie te dice “Me invitas a tomar un piscolabis?” Mátala.

Mátala antes de que ponga huevos.

Por: Shur Jesee.

Anuncios