IINCUBUS – Morning View.

Siempre es difícil escoger un disco de uno de tus grupos favoritos, más cuando estamos hablando de Incubus, una banda de “funk rock” originalmente que ha evolucionado hasta un rock alternativo de los más purificados, que la distinguen de otras grandes formaciones con las que comparten género  como “Biffy Clyro” o “The Smashing Pumpkins”. No nos vamos a quedar con el simple hecho de clasificar a los grupos en géneros, cosa que me encanta, pero las etiquetas dicen poco, sobre todo cuando escasean. Definir la música con palabras… bueno, intentad hacerlo.

Cuando te despiertas en una mañana gris, siempre hay algo o alguien que puede cambiarlo, en este caso música. “Morning View” es el cuarto álbum de estudio de Incubus, en él trazaron la línea musical que iban a seguir, tras perfilarla en “Make Yourself”. Y remarcándola, posteriormente, en “A Crow Left Of The Murder”. Siendo claros, no sabía Incubus_live_2007cuál escoger dado que son los tres discos clave de Incubus, que no han sido superados, a mi gusto, por ninguno de los siguientes trabajos de la banda. Morning view es como el disco que todos queríamos y nadie esperaba, se mantiene el espíritu de “Make yourself”, donde se deja atrás el amasijo de estilos y sensaciones de “S.C.I.E.N.C.E”, y se cuida su sonido. “A crow left of the murder” tampoco deja nada que desear, pero tras el tiempo pasado entre Morning view y éste mismo, se esperaba más. De “Light Grenades” y “If not now, when?” poco que decir, el primero me parece un paso atrás en su evolución, aunque tiene perlas como “Dig”, y el segundo es ya un disco de una banda madura, que no nos sorprende mucho, pero nos puede proporcionar unas buenas escuchas a “Adolescents” y “Promises, Promises”.

Qué decir queda que, pese a que para muchos “Make Yourself” se lleva la palma, yo no soy muchos. Parece que siempre voy a la contra, pero…    de opiniones se vive.

Desde el primer momento, en el que cogemos este disco, ya nos sorprende, nada más abrir la caja vemos un Cd, con un estampado que para nada se corresponde con la caja, pero que se corresponde al 100% con la estética del grupo. Y nada que decir, al escucharlo. “Nice to know you” nos recuerda que Incubus sigue siendo lo que era y que ya no es lo que era. Se manifiesta su giro, haciendo grandes crescendos y diminuendos, durante toda la canción. “Cicles” es más de lo mismo, pero en ambas es magnífico el tratamiento en general que se da a los recursos disponibles. “Wish you were here” no es Pink Floyd, pero es una canción que no desdice al nombre. En este momento de la escucha, está el punto de inflexión, dónde entraremos en un mundo de sensaciones del que no saldremos hasta al final del disco. “Just  A Phase” y “11am” lo dicen absolutamente todo, si te llena este disco, es por esas dos canciones, podría decir de todo, pero no diré nada, y os dejaré que las interpretéis con su escucha. “Warning” es una de las canciones más conocidas de la banda por ser de las más accesibles. “Echo”, “Have you ever” y “Aqueous Trasmision” terminan el ciclo de este disco que se podría escuchar una y otra vez, y que con cada escucha encontraríamos un nuevo matiz musical y de interpretación que nos maravillaría. No voy a hacer de menos a “Are you in?” que tiene ese toque funk originalmente característico de la banda, que nos proporciona un feeling revitalizante, para que no nos vengamos a bajo al acabar el disco.

Cabe citar, sin duda, que sin la voz de Brandon Boyd y las percusiones del autodidacta José Pasillas, este disco no sería ni la mitad de lo que es. No soy personalista, ni aficionado a crear ídolos, pero siempre hay que reconocer el trabajo y el papel fundamental en la historia de la música en un mundo, que sin ella, nunca podría llegar a ser lo mismo.

Una referencia final a Chris Kilmore, de los pocos Dj´s en el rock, que se encarga de crear la atmósfera que rodea éste disco y que no tiene desperdicio. Para nada, estoy haciendo de menos al resto de los integrantes del grupo como son Ben Kenney y Mike Einziger que hacen un papel extraordinario, aparte de que Mike es uno de los principales responsables del cambio de sonido de Incubus. No se puede uno eternizar así que, os dejo que experimentéis el disco, sin hacer mucho caso a la retórica barata y al resto de comentarios, que no dejan de ser personales, que arriba se exponen.

 Tracklist:

“Nice to Know You” – 4:45

“Circles” – 4:11

“Wish You Were Here” – 3:34

“Just a Phase” – 5:33

“11am” – 4:16

“Blood On The Ground” – 4:36

“Mexico” – 4:22

“Warning” – 4:42

“Echo” – 3:36

“Have You Ever” – 3:16

“Are You In?” – 4:26

“Under My Umbrella” – 3:33

“Aqueous Transmission” – 7:46

Anuncios