¿HA MUERTO HAROLD RAMIS?

harold-ramisHarold Ramis nació en Chicago con una idea y un leiv motif que llevaría marcado en la mente durante toda su vida, convertirse en “Shur” y llegar a formar parte de la Sociedad Supersecreta.

Después de unos años preparándose para esta causa, estudiando y graduándose en Literatura Inglesa, decidió que era el momento de empezar a llamar la atención de esta Sociedad que tanto tiempo llevaba admirando.

FORMACIÓN

Quiso entrar a lo grande, yendo a lo fácil y derribando a patadas la entrada a la Sociedad poniéndose a trabajar en la revista “Playboy” dedicándose a la sección de chistes. Fue muy listo, de todos es sabidos que los “Shurs” somos grandes admiradores de los reportajes de investigación y la entrevistas en profundidad que mes a mes nos ofrece Hugh Heffner, pero no nos íbamos a dejar impresionar por alguien que trabaja rodeado de “conejitas” voluptuosas, bebida, bacanales y excesos. Los Hermanos/as estamos acostumbrados a vivir rodeados de  tentación y lujuria.

Viendo que no era tan fácil como se pensaba en un principio, entró a formar parte de una de las troupes de cómicos más importantes de la época, “Second City”, y germen del máximo esplendor de la comedia americana con gente como: John Belushi, Bill Murray, Chevy Chase… El éxito que estaba cosechando empezó a ponerle bajo el radar de la Sociedad Supersecreta, ser gracioso y estar rodeado de tías buenas son rasgos comunes a todos los Shurs masculinos.

PROGRESIÓN

La obsesión de Harold por llegar a ser un “Shur” iba se estaba 6i9JI62convirtiendo en algo más que evidente, lanzando mensajes e indirectas en muchos de los trabajos que haría posteriormente. Uno de los más claros ejemplos fue cuando escribió el guión de “Desmadre a la Americana” tomando como referencia las ya clásicas fiestas que se organizan en la Sede, sobre todo las fiestas de la “toga” y que acaban descontrolándose en fiestas locas y salvajes debido al impetú de los participantes.

Otro guiño a los integrantes de la Sociedad se lo marcó en “los Albóndigas” dónde contó muchas de las experiencias vividas por los Hermanos en las vacaciones de veranos cuando éramos unos críos.

RECONOCIMIENTO

La carrera de Harold iba en aumento y su popularidad más que manifiesta hacia que el marcaje al que le sometíamos era cada vez más estrecho. Tras “El Pelotón Chiflado” llegó su obra cumbre “Los Cazafantasmas”, película de referencia y que ocupa un lugar destacado dentro de la videoteca de la Sociedad.

Por fin lo había conseguido, escribir el guión de esa película dónde

¿A quien vas a llamar?

¿A quien vas a llamar?

se mezclaba a la perfección humor, aventuras y sucesos paranormales le hacían valedor de convertirse en “shur”, pero para ello, debía superar dos pruebas más difíciles que las que tuvo que afrontar Hércules.

LAS PRUEBAS.

La primera de ellas, hacer una película con un animal. Harold sabía que tenía que esmerarse, esforzarse, hacer una película con un perro, gato o demás animal doméstico sería tirar todo su esfuerzo a la basura… Y se sacó una marmota de la manga. Cogiendo como referencia una tradición americana, y a su amigo Bill Murray, consiguió realizar una de las mejores comedias de los 90, “el día de la marmota” y sí, la llamo así, porque por su nombre original en castellano: “atrapado en el tiempo”, no creo que mucha gente la conozca. Superar la primera de las pruebas y demostrar que Bill Murray podía no solamente hacer reir, si no, que además tenía dotes para ser un actor dramático.

La segunda de las pruebas fue más complicada y divertida, tenía que acabar con la carrera de un actor consagrado. Como siempre, Harold no fue a lo fácil y eso que podía haberlo hecho, pero no, era la prueba definitiva y no podía relajarse. Después de mucho pensar, acabó seleccionando a una de las mayores estrellas del cine de todos los tiempo, Robert DeNiro.

Después del éxito cosechado por Bill Murray en “El día de la Marmota” por sus dotes drámaticas, Ramis pensó: ¿”Y si hago lo mismo con Robert DeNiro, pero a la inversa?”. Dicho y hecho, dirigió y escribió “Una terapia peligrosa” dónde DeNiro daba vida a uno de sus clásicos gangsters con problemas de ansiedad que, para seguir manteniendo su dominio, debía visitar a un psicólogo.  La buena recaudación y acogida de la película y de su secuela, le hizo superar la última prueba acabando con la carrera de Robert DeNiro, ya que desde entonces, no hizo más que explotar ese rasgo cómico que Ramis le hizo creer tener, dilapidando una trayectoria prácticamente intachable.

Solamente por lo anteriormente expuesto, por haber superados las pruebas, aquel joven del estado de Illinois acabó conquistando su sueño, llegando a la Sociedad Supersecreta y consiguiendo su título de “Shur” Harold.

ÚLTIMA MISIÓN.

En la actualidad, han llegado rumores de su fallecimiento, pero no creáis todo lo que veis o leéis, sigue fiel a sus hermanos, a su Sociedad y realizando una misión que nos han encargado desde un oscuro enclave al que no podemos hacer referencia. Y de la que seguro, que muy pronto, tendremos noticias.

POR: SHUR CHEMA

Anuncios