EL HOMBRE QUE ENCONTRÓ UN TESORO.

Y nunca, repito, nunca… Hay una cruz indicando donde está enterrado el tesoro

Dr. Jones.

Prof. Universidad de Barmett. (New York).

Jimmy Angel. Uno de los últimos aventureros.

Jimmy Angel. Uno de los últimos aventureros.

No se si a estas alturas te habrás dado cuenta, estimado Visitante del Futuro, pero la superficie poblada del planeta tierra es un tanto inferior a la habitada.

Eso nos lleva directamente a la paradoja directa de la imbecilidad de esta raza que nos está llevando al exterminio total.

Tenemos mas datos de lo que hay en la superficie de la Luna, que de lo que hay en medio de los bosques del Amazonas.

Estamos en el año 1920, aproximadamente. La I guerra mundial acaba de terminar y el continente americano se está lleno de veteranos, expatriados y huidos del conflicto.

Vamos a hacer un alto en una pequeña taberna en Panamá. El aviador James “Ángel” Crawford (Ex aviador acróbata en Hollywood y ex Piloto de combate en la guerra), se encuentra allí tomando algo. Solo. Tratando de encontrar un punto de partida para comenzar de nuevo su vida tras su regreso de la contienda.

De pronto un tal Sr. McCraken (Nombre de pila: Williamson), presunto

La avioneta con la que Jimmy Angel Aterrizó en lo alto del Auyantepuí. Expuesta en Ciudad Bolivar.

La avioneta con la que Jimmy Angel Aterrizó en lo alto del Auyantepuí. Expuesta en Ciudad Bolivar.

conocedor de las habilidades del piloto, le ofrece un trabajo. Poco esfuerzo y bien pagado.

Deberá llevarle a el solo a un Tepuí situado en la zona noroeste de la Guyana Venezolana. El destino lo conocerá sobre la marcha, y el objetivo se le revelará una vez logrado.

No se tu, visitante del futuro, pero cuando los humanos todavía teníamos sangre en las venas, esta era una invitación que nadie en su sano juicio hubiera rechazado.

A bordo de  un desvencijado avión, y durante 3 semanas, McCraken y Jimmy sobrevuelan toda la zona, mientras que el primero trata de ubicar el destino. Parece despistado, pero al piloto, experto en navegación aérea, sospecha que el hombre intenta confundirle con tanta vuelta. Finalmente, el enigmático McCraken indica al piloto que aterrice en lo alto de un Tepuí, y le espere en la avioneta durante una noche.

Al despertar, James Crawford ve, en las manos de su copiloto, lo que, a partir de ese momento se convertiría en el objetivo de su vida. Dos calderos de hierro llenos de oro. Sin dar explicaciones, McCracken paga al aviador con 5.000$ de oro puro y ambos regresan a Venezuela.

Una de las primeras fotografías tomadas del "Kerepakupai Vená"

Una de las primeras fotografías tomadas del “Kerepakupai Vená”

Pese al endiablado laberinto aeronáutico al que fue sometido por su contratador, Jimmy Crawford está convencido de localizar de nuevo la montaña donde se encuentra ese tesoro.  De modo que en 1933, usando un avión en estado de desuso por la compañía Travelair, y en compañía de Dyck Curry, un ingeniero de minas fascinado por la historia del aviador, pasan todo un año sobrevolando la zona montañosa situada entre los ríos Paraguá y Caroní, recogiendo algunos trozos de oro, pero, desde luego, sin encontrar la “Mina perdida de McCracken”.

Sin embargo James Crawford, convencido de la existencia del tesoro, entre otras cosas porque estuvo allí y lo vio,  fracasando de nuevo en su intento.

Sin embargo, durante sus expediciones en este periodo de tiempo, desde el 1933 hasta el 1935, James descubre lo que realmente le haría pasar a la historia.

En mitad de la selva, a pleno día y con el cielo totalmente despejado,

"El Salto Ángel". El mayor salto de agua del mundo.

“El Salto Ángel”. El mayor salto de agua del mundo.

el aviador, aventurero y buscador de tesoros James “Ángel” Crawford descubre el salto de agua mas grande de todo el Mundo.  Una catarata de 807 metros de caída libre que desciende desde el Auyantepuí (“Montaña de los Malos Espíritus“) hasta el mismo corazón de parque Canaima.

Considerada una de las siete maravillas naturales del mundo y declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, El Salto Ángel no es solo una auténtica maravilla de la naturaleza (Posiblemente una de las pocas que no conseguiremos cargarnos, porque no se puede llegar en coche a hacerse la foto), si no una sentencia magnífica para todos los que seguimos soñando con hacer leyenda.

Si, es cierto que James Ángel descubrió este salto de agua por casualidad. Pero… Había que estar ahí, a los mandos  de un Ryan Flamingo 02W, buscando uno de los últimos tesoros de la humanidad para encontrarlo.

El 17 de Abril de 1956, James “Ángel” Crawford, sufrió un golpe en la cabeza durante un aterrizaje.

La avioneta de jimmy Angel, estrellada en lo alto del Auyantepuí.

La avioneta de jimmy Angel, estrellada en lo alto del Auyantepuí.

Tras una serie de complicaciones con su salud a raíz de este accidente, el aviador fallecía en Panamá. O eso es lo que parece.

Sin embargo, es perfectamente posible que Jimmy Ángel no muriera realmente. Si no que, cansado de su búsqueda, se retirara al seno de una Sociedad Supersecreta, para seguir investigando sobre la localización exacta del Tesoro de McCracken.

Y, ¿Quien sabe? Puede que un día se decida a contarnos en que se equivocó… Y donde se encuentra el, todavía hoy, desaparecido tesoro, y que fue del enigmático descubridor del mismo.

Anuncios