ONE BY ONE (FOO FIGHTERS)

Dicen que Foo Fighters es una de las mejores bandas de rock del siglo XXI, sin Foo_Fighters_2007duda, es una de las más prolíficas. Pero en cuando a opiniones y calidades, cada uno tiene su visión. Claro está que es difícil que una banda con un músico como Dave Grohl como líder, no puede pasar desapercibida. Y es que este personaje surgió de la nada como batería de, me atrevería a decir, el grupo más influyente de finales del siglo XX como es Nirvana.  Ya en este caso, aparte de por su música, por el simbolismo que Kurt Cobain aportó a la historia del Grunge y del rock en general, erigiéndose como icono y posterior leyenda musical.

One by one es uno entre tantos discos de Foo Fighters  lleno de grandes canciones, pero sin la homogeneidad ni la continuidad esperada. En mi opinión, Foo Fighters no es una banda que se caracterice por ser tan influyente y revolucionaria como lo fue Nirvana, no creo que ni si quiera lo pretendan,  si no que a mi gusto, podría definirse como un grupo  con una amplia trayectoria llena de éxitos, magníficas giras y grandes discos pero que le ha faltado la chispa, un toque final, algo para ser verdaderamente definitivo. Quizá eclipsados por otras grandes formaciones para algunos; sobrevalorados para otros; grandes inspiraciones para mayorías…

Música y multitud de sensaciones para cada par de oídos, y un mundo para escuchantes primerizos.

One by one, puede ser un disco de transición o un disco definitivo. “Definitivo”, debido a que se mantiene el sonido que se buscó en algunas partes de  “There´s nothing left to lose” y se marca el final de la que podría ser denominada como la primera etapa de los Foo Fighters. Y “de tansición” porque sí se da continuidad al todo, es el último disco de los “primeros” Foo fighters y da cierta continuidad al primero de los “maduros” Foo Fighters.

Es el peor álbum que hemos hecho

Cuatro de las canciones fueron buenas, y las otras siete nunca las volví a tocar en mi vida. Nos apresuramos en grabarlo y nos apresuramos en librarnos de él

-Dave Grohl

Dave Grohl, conocedor del manifiesto cambio de aires de Foo Fighters, abandonó la grabación de One by one porque  no vio sus expectativas satisfechas y decidió tomarse un descanso. Durante este periodo grabó las baterías de Songs for the deaf de Queens of the Stone Age, grupo liderado por su gran amigo Josh Homme, y posteriormente giró con ellos. Tras este periodo volvió al estudio y en sólo dos semanas grabaron este disco.

All my life” es la canción perfecta para abrir el disco, una canción que Foo-Fighters-Logocaracterizaría de trepidante y de la que me costó apreciar la calidad, con unas guitarras que parecen no coordinar con las baterías pero que finalmente constituyen un buen todo.  En esta canción Dave hace referencia a Kurt en diversas ocasiones. Cabe destacar la intro, no alabada por todos, y  los compases finales que parecen romper los esquemas de la canción pero que introducen “Low” a la perfección. “Low” trae un potente y constante riff de batería muy propio de Songs for the deaf y claramente influido por Queens of the Stone Age. Que aleja más a este disco de su predecesor con un sonido más turbio e interesante.  “Have it all”, empieza como si de una canción de Foo Fighters (Self Titled) se tratara. Un patrón de batería muy clásico acompañado por un riff de guitarra adictivo en los estribillos y la voz de Dave Grohl, que no siempre parece encajar en algunas de sus canciones más tranquilas, pero que cuando saca la potencia que le caracteriza, nos atrae positivamente. “Times like these” es el tema que define el álbum, una de las canciones más clásicas y más escuchadas de Foo Fighters. Otra vez tenemos un tono levemente relajado acompañada por una sencilla pero consistente batería rodeada por una guitarra muy característica, que nos permite identificar la canción inmediatamente, y una letra ligeramente emotiva. Gran canción pese a los prejuicios que pudiéramos tener, debido a que junto con “My hero” (The Colour and the Shape), sonó en la campaña electoral de George W. Bush en 2004 algo que para anda agradó a Foo Fighters. La intro de “Dischanted lullaby” podría calificarlase de atractiva, muy sencilla, con un toque oscuro. Menos luminoso que el resto de canciones, que rápidamante se rompe para introducir un enérgico estribillo. Gran canción.  “Tired of you”, sin duda la canción más emotiva del álbum, que nos puede recordar por su por su oscuridad y poca energía a ciertos temas de Alice in Chains, Nirvana, etc… y en la que no oímos en ningún momento la percusión. Dando la sensación de haber sido compuesta sentando en la cama con un guitarra en una noche de desorden mental…

Halo” otra de sus canciones más conocidas, cumple su papel, un toque de energía tras dos canciones que nos pueden haber bajado los ánimos. “Lonely as you”, por su intro, parece poca cosa, aunque rápidamente comienza un crescendo que va animándose. Recuerda a alguna otra canción que no se me viene a la cabeza. Marcada por unas potentes guitarras, se va perfilando el final del disco con bastante energía.

Overdrivese presenta demasiado clásica, en todos sus aspectos. Baterías y guitarras básicas y repetitivas que se ordenan en una canción que está por que tiene que estar. No obstante, nos recuerda a quién  escuchamos y nos trae unas buenas memorias de ese maravilloso disco que se mantiene fresco con los años como es Foo Fighters (Self named) que despertó odios y amores por parte de los aficionados a Nirvana a mediados de los 80.  “Burn away”, penúltima canción del disco, vuelve a despertar un poco nuestros ánimos si es que se nos habían bajado. Un estribillo pegadizo donde podemos decir casi todo en lugar de “Burn away” acompañado un sonido no siempre claro, que rasga, como ya es habitual, la voz de Dave.

Come back” es la canción que estábamos esperando, pura energía. Tiene una inspiración clara en el Stoner Rock en general y en Queens of the Stone Age en particular, que nos aporta cierta monotonía, pero a la vez nos transmite el componente adictivo de ese género, reiterándonos con ese “I Will Come Back” que volverán a dar guerra… Volvieron, de hecho, con “In your honor”. En la segunda parte de esta canción, la más larga del disco, impera un ambiente más relajado, manteniendo  un riff Stoner por naturaleza que emula claramente a “Yawning Man”, para introducir final enérgico y lleno de rabia que culmina este disco de una manera espectacular.

Qué decir cuando ya se ha dicho tanto… Magnífico disco, muy imponente, lleno de grandes canciones que convergen en una misma sensación, donde alguna sobra y supongo que alguna falta, pero los discos son los discos. Y sus autores saben infinitamente mejor que nosotros el porqué de cada tema, de cada momento y de su colocación en el disco. Es trabajo que merece. Destacar el gran de todos los componentes del grupo, en especial de su batería, Taylor Hawkins, que pese a tener un gran batería como es Dave Grohl como líder de la banda, no se acompleja y realiza un papel fundamental.

Si algo tengo que reconocer, de este disco es que si cuando comencé a escribir las líneas aquí presentes, no estaba del todo convencido de este disco, que volaba entre tantos otros por mi cabeza. Pero creí oportuno revisarlo dado que no gozaba de prestigio entre los fans de Foo Fighters ni entre el público en general. Tras escucharlo alrededor de cinco o seis veces mientras pensaba, escribía y revisaba este artículo, ha resultado ser un gran descubrimiento, quizás porque, pese a haberlo escuchado en múltiples ocasiones anteriormente, nunca había profundizado en él, ni apreciado todos los simbolismos que esconde.  Definitivamente entra entre mis “Must-Listen”. Y espero que a partir de ahora entre los vuestros.

 

Tracklist:

“All My Life” – 4:23

“Low” – 4:28

“Have it All” – 4:58

“Times Like These” – 4:30

“Disenchanted Lullaby” – 4:33

“Tired Of You” – 5:12

– 5:06

“Lonely As You” – 4:37

“Overdrive” – 4:30

“Burn Away” – 4:59

“Come Back” – 7:58

Anuncios