¿QUE ES LA FILOSOFÍA?

Bienvenido de nuevo, visitante del futuro. ¿Qué es para ti la filosofía?

Hago esta pregunta porque parece que de un tiempo en adelante, la otrora herramienta de progreso ha quedado desfasada de nuestra vida, ha pasado a ser un estorbo en universidades donde se prefiere estudiar carreras con las que ganar cuanto más dinero mejor, cosa que no está mal, pero que explica muchos de los problemas que tenemos hoy.

Filosofía

La filosofía no es solo pensar, es amar el saber, el conocimiento, preguntarse sobre todo, empezando por nosotros mismos y seguir por todo lo que nos rodea – no usaré la palabra “terminar” porque pienso que el conocimiento es infinito -.

Hay una cierta diferencia entre la filosofía oriental y la occidental, se suele confundir filosofía oriental con religión, como el budismo por ejemplo. Esta creencia es falsa, pues Buda no es un dios como tal ni te obligan a seguir unos dogmas como en la religión cristiana por ejemplo, aunque sí tiene una doctrina a modo de instrucciones para mejorar tu vida desde un punto de vista espiritual, mejorando nuestra capacidad mental con sistemas como la meditación, con pensamientos positivos, viviendo la vida de una forma mas calmada y siempre respetando a los demás.

La filosofía occidental está enfocada a la forma de vida urbana, materialista, racionalista y científica dando otro punto de vista a la vida moderna, la cual avanzó mucho gracias a esos pensamientos mejorando gobiernos a formas mucho mas justas que las que habían hasta entonces.

Sin embargo, Platón criticaba la democracia como forma de gobierno. Entre otras interesantes cosas decía que no todo el mundo está capacitado para gobernar y que habría que hacer caso a la gente sabia. Ponía como ejemplo un barco a la deriva, en el que muere el capitán y decía que si entre los pasajeros había alguien que supiera interpretar planos y astronomía para llevar al barco a buen puerto, todos deberían obedecer. Hasta ahí todo bien… pero, ya en época temprana de la filosofía también había otro tipo de personajes a los que llamaban “sofistas”, gente “sabelotodo”, arrogantes personas de un gran conocimiento, que ayudaban a gente de clase alta a hablar correctamente en público, redactar cartas, etc… a cambio de una suma de dinero y por qué no, de favores.

Ahí es donde empieza el juego, esa gente que maneja al gobierno, no tiene porqué ser justa, seguramente aprovecharán la democracia como herramienta para sus beneficios. En eso la filosofía clásica se diferencia de la oriental, por la falta de respeto hacia los demás.

Después de tantos años, hemos avanzado en comodidad y en calidad de vida, a menos desgaste es normal que vivamos mas años, pero también estamos mas años trabajando, mas años pagando a esa gente que está detrás del gobierno cual Iblis materializado en personas, que esclavizan a la humanidad mediante leyes injustas y desiguales, jugando a dos bandas con la izquierda y la derecha pasándose la libertad como si fuera una pelota que, a cada cambio que hacen, va perdiendo trocitos con las leyes que crean, atenazando más al pueblo.

Y… ¿que mejor manera de manejar al pueblo que haciéndolo cada vez más ignorante y visceral? Eliminando los elementos que hacen a la gente más “humana” como es el raciocinio, el análisis, el respeto y la educación. La gente es poco más que una manada de bestias sin control, fácilmente programables, usando medios de comunicación que llenan su primitivo cerebro de sentimientos que cada vez quieren más y más emociones fuertes para alimentarse, provocando un exceso de dopamina que puede acrecentar el problema, ya que se convierte en un círculo vicioso. Así que lo poco que quedaba para que el pueblo sea una nación de gente de provecho, se convierte en un problema para esos dirigentes, políticos o no, que mediante análisis críticos, podrían tumbar todas sus leyes, teorías e incluso por qué no, desbancarlos del lugar de poder, al cual cada vez llegan con más mano de hierro pero con menos preparación, cumpliendo órdenes de gente que nadie elige y que, desde mi punto de vista, nos gobierna en la sombra desde hace mucho más tiempo del que creemos.

Hagan la prueba durante un mes, apaguen la tele e inviertan ese tiempo en disfrutar de la vida que les rodea y párense a filosofear sobre ello. Un saludo. Y tal.

Anuncios