EL NEGOCIO PENITENCIARIO

Bienvenido, querido visitante del futuro… No sé si leerás esto desde el confort de tu cálido hogar o desde una fría (pero lucrativa) cárcel, puesto que se están proponiendo criminalizar a todo el vulgo como norma general. Sí, poco a poco, poniendo la excusa de que es por nuestra seguridad (sic) sacan leyes, como la tan mencionada últimamente Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, que van cercenando la cada vez más estrecha libertad del ciudadano de a pie.

Vale, que sí, que hay quien se pasa en las manifestaciones, rompiéndolo todo, pero esa gente ya la conoce todo el mundo, suelen aprovechar la más mínima para reventar esas manifestaciones haciendo que los antidisturbios empiecen su trabajo repartiendo porrazos y pelotazos a diestro y siniestro sin mirar cuánto y a quién, dando como resultados cargas en las que gente pierde de por vida ojos o testículos entre otras cosas… y eso no pasa desapercibido para el Gobierno, que al igual que en otros países, usa infiltrados alborotadores que precalientan el ambiente como se ha podido comprobar en ciertas manifestaciones.

Todas estas estas cuestiones de leyes y violencia tienen como fin dar poder al Gobierno para sacar leyes cada vez más y más restrictivas. Hasta ahí supongo que alguien lo habrá imaginado, lo que no es tan sabido es el tema de las cárceles privadas administradas por los grupos CCA y GEOGROUP.

En EEUU llevan gestionando cárceles privadas desde los ‘imagen280, como puede verse en la imagen, y tienen una población reclusa de unos 2.000.000 de personas de los cuales unos 100.000 están en centros privados. Los presos tienen la obligación de trabajar y las empresas del sector privado pueden contratar a estos presos como mano de obra muy barata ya que cobran desde 1,5€ hasta un máximo de 20€ al dia.

En España hace tiempo que entró sin hacer ruido. De hecho, ya el tripartito en Cataluña, aprovechando que es la única Comunidad Autónoma que tiene transferidas las competencias penitenciarias prometió construir diez prisiones nuevas en cinco años (y CIU seguramente seguirá con la tarea) con un método híbrido haciéndolo semiprivado en el que se financiarán proyectos como el módulo de jóvenes de Quatre Camins en La Roca del Vallés, y con dinero privado la construcción del megaproyecto de la Ciudad de la Justicia de Barcelona y Hospitalet, integrado por varios edificos que serán explotados en régimen de alquiler por un consorcio de empresas encabezado por Ferrovial (Sí, la de las autopistas).

Este sistema funciona como los peajes, la empresa financia por adelantado y el cliente paga a plazos. En este caso la Generalitat pagará 487 millones de euros en 35 años, pero antes de este paso ya había conseguido la subcontratación de empresas de catering, cafetería, economato, y empleo para los presos mediante un organismo autónomo.

En Madrid, los centros de menores están al 80% manejado por empresas privadas, que “sin ánimo de lucro” cobran por cada menor unos 295€ al dia y no se fiscaliza.

Como vemos, la gringocracia se ha instalado de lleno en España desde hace tiempo. Mientras dividen al pueblo con peleas entre Comunidades, la realidad es que debajo de ese agitamiento de banderas coloreadas se esconde una trama de esclavización y mano de obra barata, un negocio para esa gente que nos gobierna y que otro día pasarán a esas mismas empresas privadas aprovechándose de esas leyes para llenar sus bolsillos.

Me despido por hoy, os dejos unos videos por si quereis ver como funciona este negocio. Hasta la próxima. Y tal.

 

Anuncios