LOS MAPAS DE PIRI REIS

Si lees que el mapa de Piri Reis fue confeccionado en 1513, publicado en 1523 y que contenía una cartografia bastante exacta de lugares desconocidos en aquel momento dentro de la costa oriental de América del Sur (recientemente descubierta en aquellos entonces por Cristobal Colón) y la Costa Norte de la Antártida, no descubierta hasta 1820, lo lógico es pensar que Piri Reis sabía más de lo que debía saber, sensación que crece cuando descubres que Reis afirmó haber sacado la información para su mapa de “Los Antiguos Reyes del Mar” relacionandose a veces esta misteriosa fuente con Alejandro Magno, de cuya época datarían los documentos en los que Piri Reis se basaría para cartografiar el mapa que tan famoso lo hiciera. Afamados cartógrafos afirman que para la confección de este mapa sería necesario el uso de la fotografía aérea, y la propia marina de los EEUU investigó el mapa allá por los años 50 del siglo pasado llegando a la conclusión de que era un mapa imposible. Más misterioso imposible.

Piri_reis_world_map_01

Pero ahora vamos con la realidad.

Piri Reis, marino y cartógrafo turco, confeccionó su famoso mapa con el objetivo de mostrarle al Sultán de la época, Soliman el Magnífico, el alcance de los descubrimientos hechos por españoles y portugueses. Para tal fin se valió de diversas fuentes cartográficas de las que se han llegado a identificar catorce. Según se ha podido saber, ninguna de estas catorce provenían de Reyes del Mar, o al menos éstos no han querido hacer declaraciones sobre el asunto. Una de estas fuentes fue obtenida por el tío de Piri, un corsario llamado Kemal Reis que al capturar en 1501 un total de siete naves españolas se encontró con que uno de los tripulantes había viajado con Cristobal Colón y guardaba en su poder una de las cartas náuticas confeccionadas por éste. De esta captura y posterior copia nace el único valor de las cartas de Piri Reis, un valor más histórico que de otra índole pues el de Piri Reis sería el único registro cartográfico directo de uno de los mayores descubrimientos de todos los tiempos.

No obstante, la explicación de cómo el marinero turco obtuvo su principal fuente para la confeccion de esta carta no explica el nivel tan elevado de exactitud que vertió en su obra. La explicación sobre este asunto es bien sencilla, el nivel de exactitud nunca fue tan elevado. No voy a entrar en aclaraciones que me harían extenderme más de lo necesario, pero estudiosos de la cartografia (hay gente para todo) afirman que sí, que aquello se parece a América del Sur y que está más o menos donde deberían estar, pero que detallitos como omitir el Orinoco o repetir dos veces el curso del Amazonas, no lo hacen una fuente fiable para adentrarse en el continente.

A pesar de que lo anterior explique el asuntillo de América del Sur queda el inexpugnable misterio de cómo Piri Reis pudo delimitar la Antártida en 1512 cuando su descubrimiento no tuvo lugar hasta el siglo XIX. Cualquiera que crea en el misterio del mapa añadirá: “y además sin hielo, algo que en la Antártida sólo pasó hace chorrocientos mil años de tal forma que las fuentes usadas para el portulano serían anteriores incluso a Alejandro Magno” obviando de esta forma la explicación más sencilla: la Antártida del mapa no es la Antártida. La solución viene dada por el propio autor del mapa que trufó éste de comentarios de su puño y letra, uno de los cuales, situado al lado de la supuesta Antartida reza:

“Este país no está habitado. Todo está en ruinas y se dice que en el lugar se pueden encontrar serpientes gigantescas. Por esa razón, los infieles portugueses no tomaron tierra en esas costas y también porque dicen que eran muy calurosas.”

¿Calurosas? ¿Serpientes? ¿Portugueses?¿Pero es que Piri Reis no sabía que la Antártida se descubriría años más tarde? ¿O es que acaso los portugueses han sabido guardar en secreto durante siglos que fueron los descubridores de un continente que podría abastecer de cubitos de hielo a todos los garitos del mundo? Una vez más la resolución del enigma es más sencilla y evidentemente más prosaica. La tierra en la que algunos han querido ver la Antártida es realmente Brasil y el motivo por el que Piri o su escriba la situasen en el lugar que a tantos ha llevado a engaño no es otro que la falta de espacio. Avanzando en el mapa el tipo encargado del dibujo del mismo se dio cuenta de que se le acababa el cuero de gacela sobre el que lo estaba dibujando y siguiendo una costumbre de una época en la que el cuero de gacela era algo cotizadisimo, forzó la orientación del país para dejarlo en el lugar que tantos y tantos posts ha alimentado, posts en los que se omite la particularidad de que esa supuesta Antártida no tiene la separación por mar con el continente que debería presentar.

Otra explicación más plausible que la de que Piri Reis tuviese acceso a la fotografía aérea y que a pesar de no ser cierta en lo que a este portulano de Piri se refiere, sí que da explicación a todos esos mapas que antes del descubrimiento de la Antartida la presentaban como un continente helado, es la basada en los mapas de Macrobius, autor romano del siglo V D.C. que en una de sus obras incluyo una suerte de planisferio que, aunque lleno de inexactitudes, mostraba la existencia en el extremo sur del mundo de una tierra calificada como “Frígida” (ejem…)

map111

¿Acaso no fue Piri Reis el que tuvo acceso a la fotografía aérea mucho antes de su tiempo, sino que fue Macrobius el que tuvo ese privilegio? Cielos, eso abriría interesantes líneas de investigación… excepción hecha de que Macrobius, tipo perspicaz donde los hubiera, se dio cuenta de que el hemisferio norte estaba dividido por asi decirlo, en tres areas climáticas. “Frígida” o helada al norte, “perusta” o torrida en el otro extremo situado en el trópico y entre medias de estas zonas una tercera “temperata” o templada, disposición esta que el romano, y no de forma desacertada, entendió que se vería reflejada de forma simétrica en el hemisferio sur.

Anuncios