EL AEROPUERTO DE DENVER

El siguiente misterio me lo desveló Davila, amigo desde la infancia con el que cada par de días me castigo corriendo unos kilómetros que a veces nos sirven como excusa para ponernos al día en según que asuntos. Debo decir que tras esta historia Davila no ha vuelto a bajar a correr conmigo. Whastapp dice que no se conecta desde hace días, y cuando llamo a su casa su mujer me dice: “Esto no son los androides que buscas”.

El 28 de febrero de 1995 fue inaugurado el Aeropuerto Internacional de Denver. Hasta ahí todo normal pero tras la inauguración comenzaron a llegar viajeros que entendieron que algo oscuro estaba pasando en ese aeropuerto. Una imagen vale más que mil palabras asi que espero que las siguientes os hagan entender la magnitud de este misterioso misterio.

1

A mi que no me jodan, eso es un supernazi que con una cimitarra se carga la paloma de la paz mientras que con la otra porta un superarma nazi protegiéndose a la vez con una mascara de gas.

2

3

Pero que coño… Si alguien no ve en este plano del aeropuerto una esvastica es que no quiere ver.

5

Oh Dios mio, ni más ni menos que una estatua al caballo del cuarto jinete del apocalipsis, ¡¡¡LA MUERTE!!!

4

¡¡¡Acabaramos!!! Simbolos masónicos por doquier. Lo sabía, los supernazis y los Masones están detrás de todo esto.

6

Mis ojos, ¡¡¡MIS OJOS!!! Ni más ni menos que una referencia directa al Antigeno Australia (O Hepatitis B).

Y por si fuera poco me he enterado por un amigo, que en Playa del Carmen conoció a un tipo, que llevo en autostop a una mujer que se acostó con un menda que había trabajado con otro menda en un Zara pero que su anterior trabajo fueron las obras de este aeropuerto, que bajo este hay una inmensa cantidad de tuneles…

No se vosotros, pero yo lo tengo claro. Los Masones aliados con los Supernazis van a sembrar de muerte la faz de la tierra valiéndose del Antigeno Australiano para luego venir a esconderse en los bunkers que los hijos de la grandísima puta se han construido en este misterioso emplazamiento.

Pero un momento… dejamé mirar con atención. El mural es raro, no hay duda, pero al lado de el hay otro que lo mismo nos da una lectura distinta del primero.

8

¿El supernazi muerto por unos niños? ¿Las palomas de la paz anidando en su pecho ya exangüe? ¿La paz triunfando? ¿Qué mierda de conspiración es esta?

Miremos de nuevo el plano del aerouperto… Ahí hay una esvástica a mi no me jodas… bueno, bien mirado lo mismo no es una esvástica perfecta, pero si que lo es… venga vale, lo mismo son solo líneas que recuerdan a ella. No sé, el caso es que dudo, el otro día en una mancha del test de Rorschach vi la cabeza de un perro partida con un hacha, pero al médico que se encargaba de mi diagnostico le tuve que decir que lo que veía era una linda mariposa (al lector que no haya entendido la referencia al Rorschach de Alan Moore le prescribo la inmediata lectura de Wachtmen).

Venga, puede que la planta del aeropuerto no sea una esvástica perfecta, pero ese que está ahí, rampante y con los ojos enrojecidos por la muerte que transporta es el caballo del cuarto jinete del Apocalipsis. Aunque si recuerdo bien dicho jamelgo es descrito como un caballo bayo y si buscas en Google resulta que bayo no es sinónimo de azul, si no más bien de un blanco amarillento, lo que las mujeres denominan blanco roto. Pues si que… Pero no podemos negar la simbología masónica del lugar. Muertos los Supernazis son ellos quienes van a acabar con la vida sobre la tierra… Ahora que recuerdo en mi ultimo viaje a Londres tuve la ocasión de visitar la Sede de la Gran Logia Unida de Inglaterra. Yo pensaba que para acceder al recinto tendría que concertar entrevistas anónimas en oscuros callejones y sacrificar algún que otro cordero o vestal mientas pronunciaba juramentos de no transmitir los arcanos que me serían enseñados, pero me basto con entrar por la puerta y preguntar por el horario de visitas. Y es que como me dijo el señor que tan amablemente guió mi masónico paseo, los Masones ya no son lo que eran y en lugar de intentar conquistar el mundo en plan secreto ahora financiaban proyectos como el aeropuerto de Denver.

Vale que una red de tuneles bajo un aeropuerto no es tan extraño en tanto en cuanto es necesario para transportar y perder en la inmensa mayoría de las ocasiones los equipajes de los viajeros, pero ¿y esa evidente referencia al Antigeno Australiano que nos va a matar a todos entre toses y supuraciones supersupurosas? Bien mirado Denver está en Colorado estado conocido por sus minas de plata y oro cuyos simbolos químicos son respectivamente Ag y Au. Además es cierto que parece un poco estúpido intentar cargarse a toda una población mundial mediante la Hepatitis B que dejó de ser mortal allá por principios del siglo pasado. Un momento… suena el teléfono… es Davila… que si bajo a correr… le pregunto donde coño se ha metido… que dice que estoy gilipollas y que no me acordaba que se iba de vacaciones un par de semanas… le pregunto que a donde… me cuenta que a Denver…

… y que nada va a volver a ser lo mismo después de haber pasado por ese aeropuerto.

Anuncios