JACK EL DESTRIPADOR III (Mary Ann Nichols)

Resultaba desgraciadamente habitual que las mujeres de Whitechappel se gastaran su salario en alcohol. Si lo miramos desde una perspectiva lineal seremos capaces de entenderlo.

Imagen de Mary Ann Nichols, antes de cortarse mientras se afeitaba.

Imagen de Mary Ann Nichols, antes de cortarse mientras se afeitaba.

Un trabajo extenuante, como mujer de la limpieza, empleada en pescadería o similar, de 18 horas al día, con un sueldo por debajo de lo miserable y un futuro sin esperanzas, abocan a cualquier ser humano a perderse en desahogos no siempre bien considerados, pero efectivos a corto plazo.

Por eso la noche del 24 de agosto de 1988 Mary Ann Nichols había salido a prostituirse, con el fin de redondear los chelines que le faltaban para poder pagarse una inmunda cama en la casa de huéspedes de Dean Street.

Llevaba un sombrero nuevo. Negro, con clase. De los que una indigente trabajadora y prostituta no podía permitirse.

A las 2:30h se encontró con Emily Holland, una conocida que regresaba de ver el espectáculo gratuito de aquella noche, un espectacular incendio en los muelles de Shadwell Dry Rock.

El testimonio que Emily brinda a los inspectores de la Policía

Litografía de la época, narrando el encuentro con Emily.

Litografía de la época, narrando el encuentro con Emily.

metropolitana varias horas después, es que la mujer estaba extremadamente ebria. Caminaba apoyándose en las paredes y no vocalizaba de manera correcta. Lo cual, para una persona analfabeta era mucho decir. Según la declaración, Mary Ann habría ganado esa noche 3 veces el importe del alquiler, y 3 veces se lo había gastado en cerveza.

Los delincuentes de la época cometían sus atracos con un reloj en la mano. Todos sabían la rígida puntualidad que se le exigía a los agentes de la Policía en realizar sus rondas. Nunca cambiaban ni un ápice sus rutinas.

A las 3:15 de la mañana el sargento Kerby pasó por la calle Buck´s Row sin ver nada extraño.

A las 3:45 Charles Cross se encontró en la misma calle un montón de ropa abultada. Tras una primera revisión descubrió el cadáver ensangrentado de Mary Ann Nichols. Inmediatamente localizó al agente de policía Jonas Mizen y dio parte del macabro hallazgo.

Grabado del TIMES, con el descubrimiento del cadáver.

Grabado del TIMES, con el descubrimiento del cadáver.

Mary Ann Walker, nacida en Shoe Lane (Londres) el 26 de agosto de 1845.

Con 21 años contrajo matrimonio con William Nichols, empleado de una imprenta con el que tuvo 5 hijos, y del que se divorció en 1880. Solo 8 años antes de su muerte.

John Spratling, Inspector de policía realizó el primer recuento de pertenencias de la víctima:

Un sombrero de paja, negro y adornado con terciopelo del mismo color.

Un abrigo largo, marrón rojizo, con siete botones grandes (de bronce) con el dibujo de una pareja montando a caballo.

Un vestido marrón de lino.

Camisa blanca de franela.

Medias negras, de lana.

Dos enaguas, una de lana gris, una de franela. Con el membrete de “Lambeth Workhouse“.

Corsé marrón .

Ropa interior de franela.

Botas de hombre, con añadidos de acero en los tacones.

Pertenencias:

Peine

Pañuelo blanco, de bolsillo.

Un trozo de espejo roto.

AUTÓPSIA REALIZADA POR EL Dr. Rees Ralph Llewellyn.

PUBLICADA EN “THE TIMES”

Le faltan cinco dientes, y había una ligera laceración

Dibujo del cadáver de Mary Ann en el ataúd.

Dibujo del cadáver de Mary Ann en el ataúd.

en la lengua. Había una magulladura en la parte inferior de a mandíbula, en el lado derecho de su cara. Eso podría deberse a un golpe propinado con el puño o a la presión de un dedo pulgar. Había un moretón circular en el lado izquierdo de su cara, que también podría haber sido infligido por la presión de unos dedos. En el lado izquierdo del cuello, una pulgada por debajo de la mandíbula, había una incisión de cuatro pulgadas de longitud, y empezaba justo debajo de la oreja. En el mismo lado, pero una pulgada más abajo había una incisión circular, que terminada 3 pulgadas debajo de la parte derecha de la mandíbula. Esa incisión cortó completamente todos los tejidos hasta las vértebras. Los vasos sanguíneos del cuello estaban cortados en ambos lados. La incisión era de 8 pulgadas, y los cortes deben haber sido causados por un cuchillo de filo largo, moderadamente afilado y usado con gran violencia. No se encontró sangre en el pecho, ni en el cuerpo ni la ropa. No había grandes heridas en el cuerpo hasta la parte baja del abdomen. A dos o tres pulgadas del costado izquierdo había una herida que se extendía de forma irregular. La herida era profunda, y los tejidos fueron cortados. Había varias incisiones en el abdomen. Había 3 o 4 cortes similares hacia abajo, del lado derecho, los cuales habían sido causados por un cuchillo usado violentamente y dirigiendo los cortes hacia abajo. Las heridas iban de izquierda a derecha y podrían haber sido causadas por una persona zurda. Todas las heridas habían sido causadas por el mismo instrumento

Empezaba la pesadilla.

Lápida de Mary Ann Nichols.

Lápida de Mary Ann Nichols.

El cadáver de Nichols fue reconocido por su ex. Marido y está enterrado en el cementerio de Little Ilford. Londres. Tumba: 210752.

En el año 1996, el estamento a cargo del Cementerio señaló la tumba de la primera víctima de Jack con una lápida conmemorativa.

Anuncios