ASPARTAMO

Bienvenido visitante del futuro… supongo que ahora que llegó el verano estarás en esa temporada histérica en la que quieres adelgazar esos kilos tan rápido como se quitan los pecados en un confesionario, o porque tienes problemas de azúcar en la sangre, o por el motivo que sea, estés consumiendo productos bajos en calorías, no digo alimentos, porque una cosa son alimentos y otras productos como cierta marca de refresco.

imagen1Hoy te hablaré del edulcorante mágico por excelencia, lo puedes encontrar con varios nombres comerciales, pero te lo pondré fácil, su numeración es E 951 en Europa y es conocido como Aspartamo. El Aspartamo lo descubrió por casualidad James M. Schlatter en 1965, cuando buscaba una droga contra las úlceras, por accidente se le derramó un poco en la mano y al lamerse el dedo descubrió que era dulce. Este tipo trabajaba para una multinacional farmacéutica llamada G.D. Searl and Company.

Imagen2 aspartame_rumsfeld_searle_2En 1976, la FDA no aprobó su comercialización en EE.UU. porque algunos informes concluyeron que el Aspartamo podía producir tumores cerebrales en ratas y monos de laboratorio y que además fue confirmado por tres científicos independientes que trabajaban para la agencia un tiempo después. En 1977, la compañía que se encargaba de su fabricación, usó como estrategia comercial a Donald Rumsfeld, para que dijera al mundo lo bueno y sano que era tomar Aspartamo.

RONALD REAGAN

RONALD REAGAN

Como es bastante habitual en EE.UU., Donald Rumsfeld pasó a formar parte del gobierno de Ronald Reagan en 1981 y un día después eligió a Arthur Hull Hayes para formar parte de la comisión de la FDA y permitir la comercialización del Aspartamo a Searl, empresa que compró en 1985 Monsanto, la cual creó otra empresa para comercializar dicho producto bajo otros nombres comerciales como Natreen, Canderel o NutraSweet.

Monsanto, posible responsable de las vacas locas

Seguro que os suenan esas marcas. El Aspartamo endulza unas 150-200 veces más que el azúcar, se sabe que tienen en proyecto otro producto llamado Neotame que és entre 8000 y 13000 veces más dulce que el azúcar y tiene como código E 961, pero vamos a centrarnos en el Aspartamo que es el que está mas de moda. Y está de moda, porque la EFSA ha salido al paso de rumores que dicen que el Aspartamo provoca numerosas enfermedades ya de diversa gravedad como sería desde pérdida de audición, dolores musculares, esterilidad, esclerosis múltiple, lupus, ataques epilépticos, degeneración neurológica y lo más grave, cáncer o alzhéimer… entre otras cosas.

Morando Soffritti

En 1995, el científico italiano Morando Soffritti, investigador del European Ramazzini Foundation of Oncology and Environmental Sciences, en su experimentación con 1.800 ejemplares de ratas a los cuales se les daba distintas dosis de aspartamo durante su vida se detectó que en las ratas hembras y no en los ejemplares macho, se asoció el consumo a la aparición de linfoma y leucemia incluso en dosis tan bajas como 20mg por kg de peso corporal, de hecho, esos cánceres ya se detectaron en dosis de 4mg/kg. Para que os hagáis una idea, una mujer de 55kg debería beber tres latas de refresco en un día y un hombre de 70kg cuatro.

Ratas con tumores

Como apunte, la FDA recomienda dosis de hasta 50mg/kg y la EFSA 40mg/kg.

Esas dosis son pequeñas, pero letales. Algunos pensarán, “yo no me bebo tantos refrescos al día”, vale, pero el problema es que el Aspartamo está presente en miles de productos de consumo, alimentos e incluso – ¡que ironía! – en medicamentos. (De hecho, como dijimos al principio, el aspartamo fue en su momento un medicamento contra úlceras). Los problemas vienen también por ser fuente de ácido aspártico, fenilalanina y sobre todo de metanol, que al degradarse los hace como formaldehido que según la OMS es potencialmente cancerígeno en altas concentraciones… Si tenemos en cuenta que está en tanta cantidad de productos y alimentos, es probable, que tomemos más dosis de la recomendada y esto a la larga se pagará.

Ni las hormigas quieren aspartamo

En la prensa no dejan de decirnos que no es perjudicial para la salud, pero no es la primera vez que se comercializan cosas, a sabiendas de que es malo para la salud como el amianto, prohibido en países desarrollados, pero no en desarrollo como china por ejemplo.

Parece que la élite se toma en serio lo de hacer a la gente más dócil y rentable mediante microenvenenamientos, que si bien pueden no ser letales a corto plazo, sí pueden tener consecuencias graves en un futuro y más ahora que la sanidad privada es un negocio muy lucrativo. ¿Tendrá algo que ver?

Nada, serán cosas mías.

Hasta la próxima. Y tal.

Anuncios