LA GENTE QUE PONE FOTOS DE BICHOS ABANDONADOS

El perraco Matias abandonando a sus dueños, mas contento que unas Pascuas.

La gente que ponen perros sarnosos en Facebook son unos tipos asquerosos que carecen de cualquier sentimiento dentro de su alma negra y maldita.

Son gente que vive en una casita pequeña y que les dan pena los perros, pero no tocaría a un can asqueroso de esos ni con un palo. Por eso tratan de convalidar su maldad interna colocando en todas las redes sociales a bichos repugnantes que da pena verlos y que lo mejor que les podría pasar es que les dejaran morir en paz en vez de prolongar su tortura.

Todos los animales que exhiben en sus muros tienen tara. El que no le faltan las patas,

A las mascotas hay que abandonarlas, antes de que revienten de puro cenochos.

A las mascotas hay que abandonarlas, antes de que revienten de puro cenochos.

es bizco o nació con tres cabezas. Y además a todos les abandonan. Que eso que tienen no es una red social sino la Casa de la Pradera que siempre daba mucha pena porque Laura Engles se moría todos los capítulos. Si realizamos un estudio estadístico sobre lo que publican estos seres semi-humanos, el 99% de las mascotas de este mundo están tiñosas y sus dueños les han abandonado y les van a matar mañana.

La gente que pone bichos abandonados en Internet tienen que estar muy amargados de la vida, porque en vez de poner fotos de unicornios cagando arcoiris, o bebés mordiendo a la tía Luisa que son cosas chachis y que molan de ver, se dedican a transmitir su amargura al resto de la humanidad con chuchos apestosos condenados a la inyección letal. Y se empieza por eso, y se acaba poniendo fotos de cubanos exiliados, que tienen pulgas.

A esta mascota la abandonaron en la autopista y encontró un papá en menos de 3 segundos.

Desde luego, esta gentuza nunca ha preguntado a los perros. Porque si yo fuera un perro preferiría vivir como un gorrino en el campo antes que en un chalet con niños gordos tirándome de la cola y aguantándome las ganas de darles un mordisco en toda la cara y dejarles como el hermano feo de Los Calatrava.

J. Lopez pidió una cerda para su cumpleaños. Ahora la quiere abandonar. Y con razón

La gente que cuelga en sus redes sociales sabandijas leprosas no tienen cariño alguno por la sociedad ni por sí mismos, porque, además, son los que te piden que les regales vidas en el Candy Crush y ni siquiera te invitan a una cerveza por el detalle, con lo que dan ganas de meterles en el coche y abandonarles en el bosque para que se los coman las perdices, que es un animal muy peligroso ahí donde lo veis, con esa cara de tonto que no se lame.

Así que, estimado Visitante del futuro, si ves a un pelagatos con una camiseta de Salvemos a los Animales, invítale a un cochinillo segoviano para que se le pase la tontería.

Y luego mátalo, antes de que ponga huevos.

Anuncios