LA GENTE QUE DA “BESIS DE FRESI”

Todavía no sabe que tiene un tumor como un melón, pero ella es feliz y te manda Besitos!

Todavía no sabe que tiene un tumor como un melón, pero ella es feliz y te manda Besitos!

La gente que manda “Besis de Fresi son los mismos sociópatas desintegrados que los lunes por la mañana se levantan felices y cagan gominolas de colores.

Cuando vas por la calle los puedes reconocer porque tienen unos dientes como el gato de Alicia en el País de las Maravillas y despiertan un sentimiento hermoso en el cual apetece muchísimo meterles una hostia y arrancarles la cabeza de puro tontos que son.

La gente que manda Besis de Fresi se viste de colores, como la retrasada mental de Blosssom, se ponen calcetines de rayas gordas, Doc Marteens de color naranja y van dando saltitos como si llevaran una zarigüeya epiléptica en las bragas. Que es algo que da mucha risa porque en una de estas les meto una patada en el pecho que aterrizan en mitad del Pacífico, a ver si le dan un Besi de Fresi a un Tiburón Tigre con hambre de 6 días.

Los que se levantan felices los lunes, tambien son mas tontos que el burro de los Trotamusicos.

Coleccionan piruletas con forma de corazón y tienen la habitación pintada de rosa con carteles de Abraham Mateo, por eso son las primeras que mueren calcinadas cuando hay un incendio, porque los bomberos no está preparados para acometer semejante atentado estético y no solo no las salvan, sino que les clavan la puerta al marco para que no puedan escapar de las llamas, y apuntan en una libreta cuantos cadáveres llevan, porque el Jefe de Bomberos les regala un CD de los Chichos por cada 12 imbéciles que asesinan.

Se comienza dando "Abrazitos Gratis" Y se termina de prostituta en los puertos de Sri- Lanka.

Se comienza dando “Abrazitos Gratis” Y se termina de prostituta en un antro de Bangkok

La gente que manda Besis de Fresi tiene unos padres que son gilipollas entregados a la causa y les regalan una cámara Reflex de 300 euros para que su hijo pueda seguir siendo mas imbécil cada día, con esfuerzo y tesón. Si fuera por ellos los apuntaban a un tontódromo para que fueran a entrenar todos los días. Lo que está muy bien, porque así podrían mandarse Besis de Fresi entre ellos y reventar de diabetes sin molestar al resto de seres humanos que se dan besos en el carrillo o con la lengua hasta la garganta, que es como hay que dar los besos.

Tener un amigo que da Besis de Fresi es como adoptar un cachorrito de perro subnormal que se va dando contra las farolas y todavía sonríe.

Así que, estimado visitante del futuro, si conoces a alguien que te mande Besis de Fresi… Mátalo… Mátalo antes de que ponga huevos!

Anuncios