LA GENTE QUE QUIERE IRSE A VIVIR AL CAMPO

Aquí donde lo veis, este imbécil era Director Financiero, y se fue a vivir al campo.

Aquí donde lo veis, este imbécil era Director Financiero, y se fue a vivir al campo.

La gente que se quiere ir a vivir al pueblo son unos tuercebotas que no han visto un bicho con cuernos en su vida. Salvo su padre, probablemente. Con la diferencia de que las alimañas con cuernos suelen dar leche y su padre les tenía que haber dado un par de leches para quitarles tanta tontería que tienen, que parecen el burro de los Trotamúsicos.

La gente que quiere ir a vivir al pueblo “Porque es más tranquilo” no han tenido que levantarse a segar a las cinco de la mañana en su vida, y se piensan que vivir en el zona agraria es que venga Heidi a traerte bollitos de pan blanco a desayunar. Y luego llegan a Camponabos de Arriba y lo más parecido que hay a Heidi es la Tonta del Pueblo. Que es más fea que el salón de estar de un hámster, y que no ha podido emigrar a la civilización porque si en un villorrio infecto es tonta, igual llega a Madrid y la hacen Ministra de algo, y los paletos son muy suyos para sus cosas.

La gente que quiere irse a vivir al campo se compra las chaquetas

El Melecio. Será tu amigo en esas noches locas de jugar al dominó en el colmado del pueblo.

El Melecio. Será tu amigo en esas noches locas de jugar al dominó en el colmado del pueblo.

de lana gorda en el D3sigual y se creen que las ovejas vienen ya teñidas de fábrica y que solo hay que cortarles por la línea de puntos. Eso si saben lo que es una cabra, porque serán muy amantes del campo, pero no distinguen una cabra de un caballo ni aunque los tengan flotando en la sopa.

Esta gentuza lo que hace es dejar mal a los que vivimos en la civilización, y merecen que el primer día que lleguen al pueblo un gorrino les muerda una oreja, porque en la civilización otra cosa no, pero gorrinos no tenemos. De cuatro patas, al menos.

La enfermedad de irse a vivir al campo es porque estas alimañas humanas realmente no viven en la ciudad, sino en un pueblo como Móstoles o Parla, que están al lado de Madrid, pero que no son Madrid ni por el forro. Es como decir que eres Emma Watson porque la viste una vez en la calle. Y lo que quieren en realidad es volverse al terruño del que jamás debieron salir a dejarse crecer las cejas como una portuguesa con hirsutismo y conducir un John Deere por los sembraos.

Orín de vaca Frixona. El mejor Champú que vas a usar en tu vida campesina.

Orín de vaca Frixona. El mejor Champú que vas a usar en tu vida campesina.

La gente que quiere irse a vivir al campo quiere respirar aire puro, y luego se les pone la cara como un balón medicinal “Mikasa” por la alergia a las gramíneas, huelen todo el día a cucho y si eso es sano que venga Dios y lo vea, porque no hay cosa más asquerosa que oler como las zapatillas de Pau Gasol.

Llegan al terruño pensando que el queso nace en las neveras del Ahorramás, y cuando ven a un pastor metiendo la mano cochambrosa que tienen los pastores en la cuajada, para darle vueltas a la mezcla, después de arrascarse los cojones peludos no vuelven a mirar al queso a la cara en toda la vida, aunque sean quesitos el Caserío, que mola mucho porque son así, muy monos y blancos, y saben a cosa que da asco, pero nadie lo dice.

Así que, Visitante del Futuro… Si algún compañero te dice que quiere irse a vivir al campo… Déjalo que se vaya, y ya lo matan allí.

Anuncios