CICLONUDISMO

Justicia en las calles, es lo que reclamamos con firme convicción pero a la vez con simpatía y pasando un buen rato.

Denunciamos que nuestras calles han sido colapsadas por el tráfico, proponemos un modelo de ciudad donde las personas recuperen su espacio.

¿Por qué desnudos? Porque nos sentimos desnudos ante el tráfico.. Además mostramos nuestros cuerpos desmontando tabúes respecto a nuestro físico impuesto por la moda y la avaricia de la industria transnacional textil…

Abajo la ropa, arriba la bici….

Desnudas, pintadas y sudando... muy higiénico todo

Desnudas, pintadas y sudando… muy higiénico todo

Estos párrafos son extractos sacados de un foro de ciclonudistas. Le sigue una lista de consejos para gente nueva en los que explican cosas imprescindibles como que no hace falta venir desnudo desde casa y cosas así.

Al final del blog hay una serie de preguntas y respuestas del estilo: “¿Y qué ocurre con las erecciones municipales?” (Véase el juego de palabras erección/elección con pretensiones humorísticas) “¿Y qué sucede si se asoma el cordelito del Támpax?”

Bien. Por mucho que haga un enorme ejercicio de abstracción no puedo (Y NO QUIERO Y NO DEBO)imaginar a uno de esos tipos desnudos sobre una bicicleta con una erección, si lo hiciera mi sexualidad quedaría destruida y neutralizada por los siglos de los siglos.

En cuanto a lo de imaginar a una mujer desnuda sobre una bici con un cordelito de Támpax colgando… creo que no necesito decir nada, esa pesadilla se encuentra en el subconsciente colectivo de todos los humanos mortales.

Erecciones y cordelitos de Tampax... una pesadilla

Erecciones y cordelitos de Tampax… una pesadilla

En fin, la mala noticia es que estos tipos están entre nosotros. Cualquier compañero de trabajo, cualquier inofensivo vecino, cualquier persona con apariencia decente puede ser uno de ellos.

Normalmente tienen trabajo y una vida normal pero no les reconocemos porque van “de secreta”, es decir, van con ropa. Es posible que ni siquiera vayan en bicicleta en su día a día, tal vez el resto del año se hallen escondidos en sus guaridas, reorganizándose, haciéndose fuertes, tramando, conspirando… pero cuando llega el mes de junio reaparecen de nuevo y cada vez son más fuertes y numerosos, y adaptados al medio cual cucarachas rubias.

Dicen que hacen su discurso desnudos sobre una bici para pasar un buen rato, pero no dicen nada del mal rato que nos hacen pasar a los demás.

Así deberían quedar estos delincuentes de la estética

Así deberían quedar estos delincuentes de la estética

Misteriosamente el ciclonudismo no está tipificado como delito.

Estos individuos se han creado a partir de la fusión de dos especies que llevaban ya tiempo conviviendo entre nosotros: los ciclistas y los nudistas. Como si no tuviéramos bastante con aguantar a los ciclistas con sus ropas chillonas y esa manía suya de saludarse entre sí aunque no se conozcan de nada, y a los nudistas con esa costumbre de ir sin ropa a todas partes, como si no tuviéramos bastante, repito, ahora se han fusionado y han creado este terrible híbrido: LOS CICLONUDISTAS.

Personas paseándose por Madrid sobre una bicicleta completamente desnudos en pleno día. ¡Manda huevos!

Y encima creen que su reivindicación es simpática…

Lo peor no es ese tener el alma en vilo: “¿Se les colará el sillín, lo engullirán y terminará desapareciendo?”

Tampoco es lo peor imaginar lo que tiene que estar padeciendo ese pobre sillín (no puedo evitar empatizar con él, que alguien me ayude!!!!!!)

Costó demasiado superar esto...

Costó demasiado superar esto…

Lo peor es que nos ha costado mucho volver a recuperar los conceptos de erotismo, provocación y buen gusto (tras el daño infringido por las películas de Pajares y Esteso), para que ahora vengan estos individuos a aniquilarlos con ese desfile de cuerpos feos con Támpax colgantes incluidos.

Dinh ALICIA

Dinh ALICIA

Anuncios