LAS PERSONAS QUE PIDEN UNA “PICSA”

Estimado visitante del futuro… La gentuza que dice “Picsa para referirse a la Pizza (especie de torta chata, hecha con harina amasada), debería ser juzgada por el Alto Tribunal de Mis Cojones al Viento y condenada a picar terrones de piedra en las minas de sal en Tanzania, por asquerosos y tragasables.

Si esta subnormal, que no sabe ni hablar castellano pide una pizza... El mundo implosiona, fijo.

Si esta subnormal, que no sabe ni hablar castellano pide una pizza… El mundo implosiona, fijo.

Las personas que piden Picsa, hacen Almóndigas para comer, y en verano se quejan de “la calor”, y meriendan “Chopez Por y si cada vez que se expresaran así, les arrearan una buena hostia a mano velero, la sociedad viviría en armonía con el universo y las razas extraterrestres ya se habrían comunicado con nosotros y seríamos seres de luz y tendríamos zapatillas con robocordones como las de Michael J. Fox, que molaban porque no se llenaban de roña cantora por los lados.

Los gusanos lamecharcos que dicen “Picsa” son los mismos entes carroñeros que toman el “Piscolabis“, se hacen “Pipí y Popó”, y escriben en el portal cosas como: “Ascensol Haberiado”, que es algo que dan ganas de soltarles un mapache rabioso en casa y que les coma los ojos mientras duermen, para que sientan el dolor que causa su ortografía al resto de la sociedad con un mínimo de dignidad.

Cuando esta raza de mandriles fonéticos encargan una Picsa, lo

Si comiera menos pollas, y mas diccionarios, el mundo no estaría condenado al Apocalipsis.

Si comiera menos pollas, y mas diccionarios, el mundo no estaría condenado al Apocalipsis.

hacen con “Doble de Keso” “Pippirroni” y “Chalchica”. Y si no quieren Picsa, piden una “Burguerkin de güoper o “Maldonalds de lus” lo cual nos da una idea de por qué estos establecimientos repugnantes contratan a Licenciados e Ingenieros. No es por la crisis, es para traducir a estos retrasados mentales con incapacidad léxica.

Cuando salen de copas piden un “cacaolá con cuantró” y “Malibú con Nocilla” y cosas así, y cuando comen usan el “Quechú” para todo. Da igual que estén ingiriendo garganta de pollo picante del “Kentuki friz chinken” que unas almejas marineras, ellos le echan “Quechú” por que lo han visto en las películas de Antena 3. Y eso va a Misa los Domingos.

La gente que pide una “Picsa” son de extracción ratuna y roedora. Gastan menos que Massiel en Font Vella y tienen cupones descuento hasta para rascarse el culo con la mano. Si van a cenar al “Mandonals” llevan un fajo de descuentos que, cuando acaban de pedir, el camarero les tiene que pagar 12€, después de haber traducido lo que significaba “Dame un Bin Fis güiz chis”, y haberse deprimido y superar las ganas de poner fin a su vida.

La gente que pide una “Picsa” Así que ya lo sabes. Visitante del futuro. Si ves a alguien que te invita a una “Picsa”… Mátalo… Mátalo antes de que ponga huevos.

Por:
Tino martín.

Anuncios