“FIFI” LA SEDUCTORA

warNadie quiere ponerle nombre, pero es prácticamente una evidencia que volvemos a estar inmersos en una guerra a nivel global. Durante las dos guerras mundiales que la humanidad vivió en el siglo XX se cometieron muchas atrocidades y murieron muchas personas, demasiadas… sin embargo, también se libraron batallas con sutileza y elegancia. Dudo mucho que hoy en día mantengamos esos niveles de astucia en lo que al arte de la guerra se refiere.

mata-hari3

Mata Hari

Por ejemplo, todos hemos oído hablar de Mata Hari, fue una famosa bailarina exótica y actriz, condenada a muerte por espionaje y ejecutada durante la I Guerra Mundial. Fue declarada culpable sin pruebas concluyentes y basadas en hipótesis no probadas que hoy en día no se sostendrían en un juicio moderno. La tesis más extendida sobre Mata Hari es que, aunque reveló algunos datos sobre algunos movimientos militares alemanes, y que comunicó al enemigo movimientos de tropas francesas que conocía por la prensa de París, no parece que fuera una espía importante.

Es por eso que hasta hace muy poco, las agencias de inteligencia mundiales se mofaban de la hipótesis que afirmaba que los servicios de espionaje utilizaron mujeres que usaban sus encantos para descubrir secretos del enemigo. Hasta ahora. En septiembre de 2014 los Archivos Nacionales británicos han publicado, bajo la Ley de Libertad de Información, más de 3.000 documentos de inteligencia de la Segunda Guerra Mundial, desvelando una realidad que no deja de ser curiosa.

Archivos

Archivos Nacionales británicos

Hasta ahora, la existencia de “Fifi”, la agente que ponía a prueba la sangre fría de los espías británicos bajo las técnicas de seducción, y el despliegue de sus servicios habían sido negados. Sin embargo, con el lanzamiento de este archivo (archivo 9 HS/307/3), su identidad, sus impresionantes habilidades y el importante papel que desempeñó durante la Segunda Guerra Mundial sobre operaciones secretas, han sido finalmente revelados.

Wiston Churchill

Wiston Churchill

“Fifi” fue una de las 3.200 mujeres espías (13.000 en total), que formaban parte del SOE (Special Operations Executive) – la organización que crearon Winston Churchill y Hugh Dalton– y que fueron instruidas para dar soporte e información al resto de agentes secretos del mundo, así como a aquellos grupos que se resistían a las tropas de Hitler.

Su verdadero nombre era Marie Christine Chilver. De padre inglés, y madre letona, fue educada en una escuela alemana en Riga, donde acabaría sus estudios antes de trasladarse a París, para estudiar en la Universidad de la Sorbona. Cuando los alemanes invadieron Francia, Chilver fue internada en el campo Frontstalag 142 de Besançon. Se escapa y llega a Inglaterra en 1941, ayudando a un oficial de la RAF herido durante una incursión en Francia. Este piloto la describiría como una de las mentirosas más expertas del mundo.

Marie Christine Chilver

Marie Christine Chilver

Sospechosa de ser una agente alemán, ya que aparentemente parecía demasiado sana para alguien que había estado en un campo de prisioneros, el SOE pronto se dio cuenta de la utilidad y eficacia de “Fifi”. Los documentos de los Archivos la describen como una mujer joven, políglota, con los inusuales talentos de inteligencia, coraje y determinación, que, sumado a su impactante belleza hacían de ella una pieza de incalculable valor para los británicos, enzarzados en la Segunda Guerra Mundial. Para proteger esta valiosa arma, su verdadera identidad solo la conocían tres personas.

Así que una vez seguros de su lealtad, se puso a trabajar para ellos, ya que no tenía dinero ni ocupación, como una periodista independiente francesa, con la identidad falsa de Christine Collard.

Fifi

Fifi

Discreta, terca, seductora y eficaz. Unas cualidades que adquirió en The Finishing School, la escuela de Beaulieu (Hampshire, Inglaterra) donde se instruían a todos los espías del Gobierno británico. En el periodo que duraba el curso, “Fifi” adquirió conocimientos en robo, falsificación de documentos, chantaje y asesinato silencioso. También formaba parte del programa el uso y diferenciación de las distintas armas, el reconocimiento de los uniformes y vestimentas del enemigo, el manejo de explosivos, conocimiento de emisiones radiofónicas así como la codificación y descodificación de mensajes en clave. Un programa de estudios condensado en el que había que aprender en el mínimo tiempo posible el mayor número de materias para pasar posteriormente a la actividad real, infiltrarse entre los distintos grupos, recabar datos y documentación y anticiparse al enemigo. Alumna ejemplar donde las haya, “Fifi” puso en práctica todas las nociones que adquirió durante su entrenamiento.

Fifi-Tas-Excerpt

Extracto del Informe de Fifi sobre un agente belga

Fifi-Morton-Excerpt

‘Feedback’ de Fifi sobre nuevos métodos de provocación

fifi-agente--644x362

Informe sobre Fifi

Su función era corroborar que los agentes en prácticas de Gran Bretaña eran leales a su país y sabían guardar secretos. Para lograrlo era capaz de pasar noches enteras con su objetivo, generalmente hombres – aunque no se descarta que también lo hiciera con mujeres -, para comprobar si lo que le relataban era verdad o no.

Not-So-Dumb

Guarda silencio, ella no es tan tonta! La charla descuidada cuesta vidas

Con un elegante vestido y en ocasiones, alrededor de unas copas, seducía a los agentes y extraía toda la información de inteligencia que podía. Sus instrucciones incluían hasta dónde y cuándo encontrar y provocar a sus objetivos. Después elaboraba un informe meticuloso detallando el grado de confianza y lealtad del sujeto, que bien podía arruinar el futuro de los alumnos en prácticas. Sin embargo, nada en los archivos indica que sus encuentros con los objetivos fueran más allá de la conversación.

Entre sus objetivos, por ejemplo, se encontraba un prometedor joven belga que tenía debilidad por las mujeres. Después de su encuentro, Fifi informó que, al final de la velada, se había enterado de prácticamente todo lo que se podía saber de él. Poco tiempo después, el belga fue despedido.

Chilver siempre dijo que sus métodos eran legítimos y que los agentes que pasaron sus pruebas serían capaces de lidiar con todas las Fifis que probablemente conocerían en su carrera.

En comparación con lo que probablemente pase cuando estén en el terreno, lo que hago es muy inocente. Sería una lástima tener que abandonar mi estilo porque le da a los estudiantes la posibilidad de usar sus cerebros (o tener un mínimo de malicia).

518420290_12_oSus informes finalizaron cuando acabó la II Guerra Mundial (1945). Tras el conflicto, la femme fatale del cuerpo de espías británico se trasladó al sur de Inglaterra, a Gloucestershire (junto a su amiga de toda la vida y ex oficial de Inteligencia Jean Felgate), donde pasó el resto de su vida cuidando animales, hasta el día de su muerte, el 5 de noviembre de 2007.

Vienen tiempos difíciles, querido Visitante del Futuro… así que acepta mi consejo: cuidado con las personas seductoras que quieren ganarse tu confianza, y sobre todo, cuidado con lo que cuentas o de lo que presumes. Podría ser el fin.

Anuncios