LOS DENTISTAS

Este hijo de la gran puta ha hecho una carrera solo para torturare.

Este hijo de la gran puta ha hecho una carrera solo para torturarte.

Los dentistas son unos cerdos sanguinarios, que les gusta más la sangre que a Paz Padilla una polla de producto televisivo.

Una persona normal estudia medicina para convertirse en un Ser de Luz y traer la esperanza, el amor y la morfina en vena a los enfermos, y gitanos que quieren cobrar una pensión para vivir a costa del Estado. Pero un dentista es un ser vivo que estudia estomatología con el fin de taladrar nervios en carne viva con un chisme que hace “RZZRZRZRRZZZZZZZ” y que ya solo de escucharlo da un miedo que te mueres porque sabes que nada bueno puede salir de ahí.

El dentista, en el fondo, quería ser el carnicero de Milwaukee, pero sin ir a la cárcel por sus crímenes indignos y miserablemente rastreros, sin en cambio no tuvo el valor de degollar jovencitas en los institutos, que es una cosa que está muy bien, porque luego sales en la tele y hay locas del coño que te escriben a la prisión diciendo que quieren que les des mandanga.

Nunca te debes fiar de un tipejo que se pone una mascarilla, saca

"Hola, soy el puto dentistas subnormal y psicópata, abre la boca, moreno"

“Hola, soy el puto dentistas subnormal y psicópata, abre la boca, moreno”

un taladro que hace “RZZRZRZRRZZZZZZZ” y te dice: “Tranquilo, no te va a doler”. Porque el muy sinvergüenza sabe que te va a doler como si te hubieras dado un golpe en el dedo meñique del pie con la pata de la mesa del comedor, y no te lo dice, lo que le convierte en un cabrón y miserable mentiroso que le tenían que crecer las uñas de los píes para dentro, para que supiera lo que es sufrir.

Un estudio realizado en la Universidad de Massachussets de Odontología y Violación a Menores, demuestra que el momento que más disfruta el dentista es cuando te pone debajo de la lengua la cosa ésa que, en principio, debería absorber la saliva, pero lo que hace es pillarte la chicha de debajo de la lengua a pellizcos. Esto lo hacen para despistar, porque tú estás preocupado por si el cacharro ése te va a triturar la lengua y la rata nauseabunda con mascarilla aprovecha para meterte los alicates de construir buques mercantes en la boca y arrancarte una muela.

El famoso dentista, asesino en serie, pornógrafo y militante del Partido Nacionalista de Jumilla, Aniceto Pollampan declaró durante su estancia en prisión:

Nueve de cada diez dentistas recomiendan un chicle sin azúcar. Yo soy el hijo de puta que lo recomienda con azúcar. JAJAJAJAJAJAJA

Para que veamos hasta dónde llega la maldad de esta raza.

"Tranquilo, no te va a doler"

“Tranquilo, no te va a doler”

En los archivos secretos de “La Hermandad Masona de Dentistas y Follacabras” encontramos el siguiente documento, grabado en una muela del juicio de un dinosaurio, a cincel:

Oh! Gran Dios Molar y Premolar! Ante ti nos postramos y te ofrecemos en sacrificio un cabrito degollado, y juramos seguir poniendo la anestesia dental con una aguja como la lanza de un picador de toros miope. Ante ti, oh todopoderoso Arcángel de los Incisivos, juramos lealtad y elevamos nuestros taladros que hacen “RZZRZRZRRZZZZZZZ” en conmemoración vuestra

Lo cual demuestra que los Dentistas no son sólo unas malas personas y unos pillines, sino que están como las maracas de Machín.

En el citado texto, mencionado arriba, justo debajo de donde digo

"Abre la boca, guapo, que te la voy a meter hasta el fondo"

“Abre la boca, guapo, que te la voy a meter hasta el fondo”

que la raza dentista es mala, y justo encima de donde escribo el juramento dentistológico al Dios premolar, podemos leer el GLOSARIO SECRETO DEL DENTISTA CHALAO:

ENDODONCIA: No sé lo que es, pero te va a doler como si te dieras un golpe en el hueso de la risa.

ORTODONCIA: Has visto “Robocop”? Pues abre la boca, que te vas a reír.

MAÑANA TE QUITO LA ORTODONCIA: Inocente! Inocente!

CARIES: Me he inventado una cosa para echarte cemento en una muela, y cobrarte como si hubiera puesto tres tabiques en el Palacio de Liria.

DENTADURA POSTIZA: Voy a ir esta noche al cementerio a ver qué muerto está fresco, le arranco los dientes, los pego con Super Glue de los chinos y ya, si eso, usas Clisident para que no se te remueva en las encías.

De modo, visitante del futuro, que espero que no tengas dentadura y dispongas de unas babas corrosivas como Jeff Goldblum en “La mosca” para derretir la comida antes de ingerirla. Porque los dentistas deben ser exterminados.

Y si en vuestro mundo, hay alguno… Mátalo. Mátalo antes de que ponga huevos.

Hermano Jesee

Anuncios