EL DÍA DE LAS NOTAS

images

Hay que dejarlo…

Los que os movéis por foros y blogs de cine, o webs como Filmaffinity, habréis notado que entre los ciber cinéfilos existe la costumbre de puntuar las películas que ven. Yo me incluyo, para qué voy a engañar a nadie, pero desde hace un tiempo estoy tratando de dejar esa costumbre tan horrible, del mismo modo que el fumador intenta alejarse de la nicotina. ¿Y por qué he tomado esa determinación? Porque no hace mucho alguien me abrió los ojos en un foro, y aunque lo hizo de forma involuntaria, su actitud fue verdaderamente reveladora: puntuar el arte es una estupidez.

Dicho forero había escrito la reseña de una película, y como colofón final decidió puntuarla, una nota del 1 al 10. El momento revelador llegó cuando esta persona confesó no saber qué nota darle a película porque (ojo) estaba dudando entre ponerle un 7,5 o un 7,6.

perdona?

Peeerddooonnaaa?

¿Alguien puede explicarme cuál es la diferencia entre una película puntuada con un 7,5 y otra puntuada con un 7,6? ¿Cómo de exquisito hay que ser para saber si una película merece una décima de más o de menos? ¿Qué factores hay que escudriñar para tomar tan complicada decisión?

Me pareció una actitud tan fría y calculadora, que me dieron ganas de llamar gilipollas a dicho forero. Así, sin más y sin explicaciones: “eres gilipollas. Adiós”.

11040273_10153164939357375_1954867506_n

Vaya! igual he sido muy generoso con el 8,2

Pero es verdad que esa duda suya, gracias a lo absurda y retorcida que era, me abrió los ojos de par en par, haciéndome llegar a la conclusión de que algo tan complejo como el arte no puede ni debe ser evaluado con un miserable e insulso número. El cine, como el arte que es, transmite muchas cosas al espectador, y ninguna de ellas puede resumirse ni expresarse con un número. Puedes escribir cinco páginas hablando de una película, poniéndola a parir o alabándola, da igual, pero por favor, no remates la faena plantando un numerito al final de la reseña. Coge la película y analízala, razónala, cuenta las sensaciones que te ha transmitido, los recuerdos que ha llevado a tu mente. Di lo que quieras, pero escribe, argumenta, no pongas números.

Si me apuráis mucho, mucho, mucho, puedo perdonar que se ponga una nota redonda. Sigue pareciéndome una actitud fría para algo tan cálido y complejo como el arte, pero vale, si estoy de buen humor lo puedo dejar pasar. Pero jamás podré ver con buenos ojos una puntuación con décimas, y si encima se duda entre poner una (¡una!) décima arriba o abajo, soy partidario de multar a esa persona y prohibirle ver cine durante los siguientes años.SUJETOOBJETO

La principal razón para no puntuar películas es que las notas siempre son erróneas, puesto que a la hora de hablar de cine hay que ser 50% objetivo y 50% subjetivo, y eso no es compatible con ninguna puntuación que pueda considerarse válida y competente.

Os pongo un ejemplo. La nueva película de las 132Tortugas Ninja es, objetivamente, una mala película (guión, interpretaciones, bla,bla,bla), pero yo me lo pasé como un enano y disfruté muchísimo con ella. Sabiendo esto, ¿qué puntuación debería darle? Me refiero a una puntuación que verdaderamente represente lo que pienso, y por más vueltas que le doy no se me ocurre ninguna. Si por un lado la puntúo con una nota alta os estaré engañando porque, como he dicho, se trata de una película divertida pero mala. Por otra parte, si la suspendo me estaría engañando a mí mismo porque la realidad es que la película me gustó mucho, así que, ¿por qué suspenderla entonces?

Ponga la nota que ponga estaría equivocándome y dando información poco fiable.

¿Y si se trata de una película con buena prensa en general como El Padrino? Pues más razón para currarse una reseña como Dios manda y no estropearla cascando al final un número para zanjar el tema.

Y una reflexión final: ¿no os parece que al puntuar se demuestra cierta inseguridad? Como si el autor del texto temiese que su opinión no haya quedado bien expresada y tenga que recurrir a una nota para terminar de dejar clara su postura, por si acaso.

Anuncios