LOS NIÑOS DEBEN MORIR

En nuestro Planeta, estimado visitante del futuro, cuando un señor y una señora se quieren, lo que primero hacen de todo, es aparearse.

Por si desconoces nuestros ritos de procreación, consisten básicamente en que papá, pone una semillita en mamá y la empuja con la punta de la polla.

Lo que está muy bien y es muy entretenido y los alemanes tienen un elevado número de películas dedicadas al tema en sus diferentes variantes.

El hecho en si, no acarrea ningún problema, si se hace debidamente. Pero hay veces que por descuido, o inconsciencia, la hembra se queda “palante”. Y ahí es donde comienza el problema.

Tiene mas tetas que la Pedroche, el jodido amarillo este.

Tiene mas tetas que la Pedroche, el jodido amarillo este.

Los niños, querido amigo, son una especie de macacos sin piel que berrean como un gorrino mal almorzado en todo momento y ocasión. No hay cosa mas fea que un bebé humano. Hasta los cachorros de rata almizclera son bonitos, si pasas por alto determinados detalles, pero en el caso de los humanitos… Eso no hay por donde cogerlo. Bueno, si. Del cuello y tirarlo al río en una bolsa de Caprabo llena de piedras.

Un recién nacido es como un tumor maligno extirpado del cerebro de Fu- Man- Chu, pequeño, morado y con cara de que algún ente invisible el está dando por el culo.

Hasta el Ñu, considerado por los doctores en Ñuses de la Universidad de Massachussete el ser vivo mas tonto del planeta, sabe, cuando todavía es un ñusito, quien es su madre y que si sale de la cueva, o de la ñusera, o de donde diablos se críen esos imbéciles malolientes, se lo van a comer los caimanes o los halcones o un señor que tenga hambre. Pero el bebé humano, no, nace sin seso alguno y, en la mayoría de los casos tampoco se preocupa en desarrollarlo.

Un recién nacido no se tiene ni en píe, de lo tonto que

Ronald Mac Kalashnikov. Una gran mascota, y mejor persona.

Ronald Mac Kalashnikov. Una gran mascota, y mejor persona.

es, desconoce quien es su madre, incluso confunde el agua con la lejía de debajo del fregadero, que eso lo reconoce hasta la Infanta Elena en un mal día. Pero no, ellos erre que erre. Se tragan un chupete entero en un intento de auto asfixiarse, muerden los barrotes de la cunita y se quedan como mongolos empanados mirando figuritas de jirafas que el gilipollas de su padre ha pintado en la pared de la habitación.

Durante la lactancia su única preocupación es cagar como si no le fuera a quedar mierda en durante el resto de su repugnante existencia. Caga de día, de noche, de píe sentado… Puta vida! Es capaz de cagarse encima de lo cagado. Y encima te mira con cara de “Eh! Adivina! Me acabo de cagar y pienso seguir haciéndolo hasta que cague los intestinos”.

Cuando crece, la cría humana desarrolla una cosa que se llama “Carapan” Que es que se le pone el rostro como una hogaza de pueblo. Y las madres le dicen: “Mira que hermoso está” cuando en realidad está como la rueda de un camión de gordo, y no hace mas que comer bocadillos de nocilla pringándose entero y llenado las camisetas de mierda, que no le das una hostia porque le tiembla todo el cuerpo de gelatinosos asqueroso y eso ya no hay quien lo pare.

Durante el periodo llamado infancia, esos hijos de puta se comen hasta el gotelé de las paredes, como si intentaran recuperar toda la mierda que cagaron de bebés en una sola tacada.

Evaristo Magallufo, tristemente fallecido, es un claro exponente del hecho. El crío de mierda, con solo seis años, confundió el perro salchicha del vecino con un Bollycao de los gordos, y se lo comió en el rellano. El vecino lo mató de bofetón sónico. El fanegas de Magallufo fue enterrado en una fosa común y al vecino le hicieron una estatua en el Ayuntamiento.

Unos niños perfectamente educados, antes de subirse a su último columpio.

Unos niños perfectamente educados, antes de subirse a su último columpio.

Paralelamente se desarrolla el Comportamiento “MEVES”. Que consiste en que cualquier enano de mierda que ande por la calle, en un restaurante, o en la jodida iglesia, berrea a pulmón cabrito y corre entre el resto de seres humanos dando empujones y berridos de hiena con cáncer mientras grita: “ME VES? MAMÁ? MÍRAME! ME VES? ME VES? ME VES?”

Es una lástima que, con tanto adelanto tecnológico nadie haya inventado una bomba lapa para niños gordos que gritan “Me ves”.

Los niños son causantes de TODOS LOS DESASTRES NATURALES DE LA TIERRA. Sin exclusión alguna. En su Tesis doctoral: LOS NIÑOS SON CAUSANTES DE TODOS LOS DESASTRES NATURALES DE LA TIERRA”, el profesor en Ornitología Imperial Francisco Rovellón, lo deja bien claro:

“Me cago en su puta madre, como lo agarre lo mato”.

Son violentos, pesados, aburridos, mantecosos y se comen a su madre por una pata.

De modo que, Visitante del futuro… a las crías de humano no hay que prohibirles los videojuegos, las películas violentas… No… Hay que prohibir a las Crías de humano.

Como sugerencia, ya que exterminar a esos perversos polimorfos resultaría contraproducente a la larga, propongo que creéis granjas de crianza para niños.

La cosa sería meter a esas bestezuelas directamente de la

"No me pegues, estoy relleno de chocolate!"

“No me pegues, estoy relleno de chocolate!”

sala de partos a un edificio de cemento domotizado, donde se críen sin molestar al resto de la humanidad. Darles de comer mijo dos veces al día y una vez al mes regalarles una caja de cuchillos de monte para que peleen entre ellos como perros por las migajas, las mantas llenas de pulgas…

Este “Servicio de Mantenimiento Infantil”, serviría para equilibrar la pirámide social y conseguir que, los que sobrevivieran, estuvieran preparados para integrarse en la sociedad como personas civilizadas, y no mierdosos que van a Gym y ven Gandía Shore.

Mátalos, mátalos antes de que pongan huevos.

Anuncios