JACK EL DESTRIPADOR II (El Inspector Abberline)

Te voy proponer un juego, visitante del futuro.

Por un momento quiero que hagas un esfuerzo de memoria y trates de recordar todo lo que sabes sobre aquel verano negro de 1888 en el que un asesino en serie, descuartizó a 6 mujeres en los suburbios del Londres Victoriano.

Posiblemente recuerdes más datos de los que creías. Pero hay algo que se te escapa.

Y a todos los demás, claro.

El Inspector Abberline.

Fotografía real del Inspector Abberline.

Fotografía real del Inspector Abberline.

Frederick Abberline es, por si lo desconoces, el Inspector Jefe de Policía que fue puesto al mando en la investigación de los crímenes de Whitechapel. De todos los personajes de esta charada es el auténtico gran desconocido.

Piénsalo… ¿Qué sabemos realmente del Inspector Frederick Abberline?

Parece que, de nuevo, la niebla londinense comienza a envolvernos y, en breve, vamos a sentirnos otra vez perdidos…

Frederick George Abberline, huérfano de padre y criado por su madre.

Nada se sabe de su infancia ni juventud, salvo que ejerció el oficio de relojero antes de entrar a formar parte del cuerpo de policía metropolitana en 1863.

Sin que exista ninguna razón real para ello, nada de

Michael Caine en la Miniserie: "Jack The Ripper" de la BBC

Michael Caine en la Miniserie: “Jack The Ripper” de la BBC

menciones honoríficas, ningún documento escrito, ninguna reseña en las actas policiales, el joven Abberline asciende, en tan solo dos años, de mero funcionario uniformado a Sargento. Y, de nuevo, un par de años mas tarde, consigue el título de Inspector de la policía.

Contrae matrimonio en dos ocasiones.

Siguiendo una pauta habitual en la vida del inspector, los datos de su primer matrimonio con Marta Marckness son públicamente conocidos y documentados. Se desposa con ella a título casi póstumo, pues la mujer estaba enferma de tuberculosis y fallecería dos meses después de las nupcias.

Su segundo matrimonio es con Emma Beament. Hija de un comerciante, matrimonio del cual, por supuesto, se conoce poco, o nada.

No tuvo hijos.

La imagen del policía según Eddie Campbell en la novela gráfica: "From Hell"

La imagen del policía según Eddie Campbell en la novela gráfica: “From Hell”

El 31 de Agosto, el cadáver descuartizado de Mary Ann Nichols, en realidad, hasta el momento, un cadáver mas, sin ninguna relevancia periodística ni política, es encontrado en el distrito de Whitechapel.

Abberline es requerido por sus superiores para encargarse del caso del Destripador… Antes de que el público supiera que había un “Destripador”.

Y es, justo aquí, cuando perdemos cualquier dato real sobre Fred Abberline.

La Historia se ha encargado de convertirlo en varios personajes… El más habitual es el del “Policía Bueno” que regresa a las calles de East End (debido a su extensa experiencia de dos años sobre el terreno, cuando disponían de agentes que llevaban décadas pateando esas calles), y ejerce de oficial autoritario, duro, inteligente e incorruptible. Otras teorías lo sitúan en diferentes papeles, drogadicto vidente, segundón ignorante, descubridor del auténtico Destripador y vendido a la justicia para no delatar quien era…

Existen tantas teorías como vacíos sobre su vida durante la investigación de los asesinatos.

De hecho no se encuentra mención alguna a la investigación en las autopsias de la víctimas, ni en las pesquisas realizadas. Todos los interrogatorios recaen bajo la responsabilidad de los policías de uniforme y son firmados y verificados por estos, como el Sargento Thick o John Godley.

Se sabe que existe un diario escrito por él, en el cual los datos que facilita sobre Jack son escasos y difusos, se sabe que, tras la muerte de Mary Ann Nichols, la agencia Norteamericana Pinkerton se intereso en sus servicios y, sobre todo, se sabe que pese a su estrepitoso fracaso en la investigación de Jack El Destripador, no fue apartado del servicio, o ninguneado en modo alguno.

De hecho en 1892 se retiró del servicio con honores, habiendo recibido la curiosa cantidad de 84 condecoraciones al Mérito e incontables premios por su labor en la policía Metropolitana.

El Inspector Abberline, encargado de investigar el más famoso crimen de la época, perseguidor del letal asesino de Whitechapel, sobre el cual se han vertido mas ríos de tinta que sobre cualquier otro psicópata, muere en 1929.

Si estás esperando algún dato mas, querido visitante del futuro… No lo hay.

De la incontable cantidad de libros sobre El Asesino de

Johnyy Deep. Dando vida al inspector en la adaptación cinematográfica de "From Hell"

Johnyy Deep. Dando vida al inspector en la adaptación cinematográfica de “From Hell”

Whitechapel, ni uno solo de ellos habla sobre la persona de Abberline. Todas las figuras cinematográficas y literarias que ha asumido están basadas en suposiciones y teorías mas o menos reales. Pero, si te pones a buscar… el Inspector parece resultar una especie de fantasma que se mezcla en la bruma del mismo Londres… Desvaneciéndose frente a los ojos, pese a ser consciente de su presencia…

¿Quién fue realmente el Inspector Abberline? ¿Cómo pudo el “mejor policía” seguir e investigar el caso más comentado de su era sin dejar ningún dato conciso sobre las pesquisas realizadas? ¿Por qué jamás habló en público sobre su sospecha más fundada? (Las teóricas revelaciones sobre sus sospechas de que el asesino fuera un tal Chapman, barbero judío del que hablaremos mas adelante en “Los Sospechosos”, resultan tremendamente vacuas).

Y, lo mas importante… ¿Qué fue realmente de él tras su retiro?

Lápida del hombre que mas supo sobre la identidad dle asesino de Whitechappel

Lápida del hombre que mas supo sobre la identidad dle asesino de Whitechappel

Comentarios, tribulaciones, sospechas, dudas… Pero ni un solo documento nos sitúa sobre el Inspector Abberline en cuanto a la investigación de Jack el Destripador.

He cometido un pequeño desliz, visitante del futuro.

Sí hay un documento, real, que muestra la jugosa jubilación, excesiva para la época, de la que disfrutó el desconocido Abberline una vez que abandonó el cuerpo de Policía.

A partir de aquí y, como siempre en el caso del mas célebre asesino en serie de la historia, sólo queda seguir esperando.

Dulces sueños.

Anuncios