CHEMTRAILS

10913570_10204780813111703_1784258704_n

Feliz año 2015 querido visitante del futuro, no sé si sales a la calle mirando al cielo clamando un futuro mejor o simplemente sales mirando la pantalla de tu dispositivo móvil (supongo que lo segundo), pero si eres de los primeros, que salen y miran hacia arriba en vez de fiarse de la aplicación de clima de turno, puede que te hayas dado cuenta de que a veces pasan muchos aviones y dejan un rastro detrás suyo, cual velo del vestido de bodas de alguna aristócrata extravagante, largas colas blancas que se van abriendo a medida que se aleja el avión por el horizonte váyase usted a saber hacia qué lugar.

Sí, te hablo de esas estelas blancas que cada vez están más en boca de todos mientras los políticos nos roban y venden con el TTIP, porque pese a que hay voces discordantes con este tema, no deja indiferente a nadie y mucho menos está del todo resuelto.

Los escépticos, solo responden con “son estelas de vapor y punto”, sí, claro… Algunas sí, la mayoría, seguramente el 99%…. peeero, no todos.

Yo fui “testigo” de esa especie de “telaraña” hace unos años y que a veces aparece en el coche y que como una vez le dije a mi mujer “si eso lo ha hecho una araña, debe ser del tamaño de un perro con la consiguiente cara de descomposición de mi señora imaginando semejante arácnido. En algunos lugares lo conocen como “cabello de ángel”.

 imagen1y2

Desde entonces me interesé por ese tema, el cual yo también tomaba hasta ese momento por una tontería demasiado conspiracionista.

Mi trabajo al aire libre me permitió ver cómo desde entonces pasaban por la zona donde trabajo aquí en Barcelona, una cantidad ingente de aviones durante días dejando esas estelas, reconozco que algunos aviones me sorprendían por la velocidad con la que cruzaban el cielo de una punta a la otra del horizonte en cuestión de poquísimos minutos a gran altura mientras otros tardan algo más de “la media” volando más bajo.

Hasta ahí todo correcto, pero claro, te vas fijando en cosas como algunas estelas diferentes, conté tres aviones en concreto, con una ruta concreta, uno por la mañana, otro a mediodía y otro por la tarde, que dejan una estela diferente, la dirección sería Noreste-Suroeste y la estela que dejan no tiene nada que ver con la típica estela de condensación (“Contrail”) en la cual se va expandiendo poco a poco formando esas largas nubes, sino más bien deja como dos “cuerdas” y a veces no son continuas, sino que crea como pequeños tramos… No dispongo de fotos porque con mi móvil no puedo captar las imágenes como dios manda, pero si algún día puedo captar alguna, la publicaremos.

Desde el mundo conspiranoico se dice que todos esos aviones sueltan compuestos químicos que pueden afectar al clima y a la salud y desde el mundo escéptico se responde que todo es mentira… Bien, ambos tienen razón al 50%, no hace falta ser ningún ingeniero para buscar algo de información fiable en ese famoso buscador de internet que tanto dinero saca de nuestro país y que apenas paga un puto € en impuestos.

Cualquiera que viva en zonas de cultivo y haya vivido una granizada típica de verano sabrá lo violentas que pueden llegar a ser esas tormentas, por no hablar de los destrozos que hace a la agricultura, pudiendo perder muchos agricultores parte o toda la cosecha. Como solución, usan un producto que no es otra cosa que el Yoduro de Plata, en lo que se conoce como “Método Israelí de siembra de nubes”, este método trata de rociar los nimboestratos para hacer condensar los cristales de hielo más rápido y que caigan en forma de lluvia.

imagen 3y4

Según algunos lleva pocos años usándose, pero se sabe que ya desde mediados del siglo pasado empezó a usarse y al tener buenos resultados a corto plazo se extendió a muchos países, entre ellos España, como se puede ver en este libro del Ministerio de Agricultura de 1975.

Claro, todo esto da que pensar, porque si se puede usar para crear nubes, ya se está manipulando el clima y hacer que llueva en tal sitio, puede que estés “robando” el agua que debería caer en otro y crear problemas como los que suceden en Valencia en estas dos noticias:

Así se emplea el yoduro de plata para evitar las tormentas de granizo.

La sequía deja a un pueblo de 10.000 habitantes sin agua potable.

Que se usen aviones, quemadores o cohetes, es lo de menos, la cuestión es que hay una modificación climática y desde luego, desde los años 50 del siglo pasado, habrá evolucionado mucho el sistema de rociamiento del yoduro de plata en las nubes. No hace tanto, se usó en las Olimpiadas de China para que no entorpeciera los juegos o incluso para limpiar las ciudades de polución o de las tormentas de arena procedentes del desierto del Gobi. O para los futboleros, se acordarán de la final de la UEFA en Rusia, también se usó.

Todo esto puede dar pie a pensamientos conspiranoicos, no sin cierta razón, aunque sin llegar al grado de pensar que todas las estelas son venenosas, sí puede ser que se use también para usar pesticidas que ayuden a la implantación de productos transgénicos como el maíz de cierta empresa gringa y que en eeuu tiene “su propia ley” por la cual, si en tu plantación de maíz (o lo que sea) aparece maíz transgénico, te quitan la plantación y encima te hacen pagar una multa que se caga la perra, ya que ese maíz es el único que aguanta sequias extremas y no hay bicho que se lo coma.

 imagen 5

Todo eso forma parte del TTIP que han implantado en España, en el cual las empresas tienen más poder que el gobierno y en la cual el ciudadano de a pie pasa a ser un esclavo que ha de pagar por triplicado todo, donde te envenenan con la comida transgénica (y a saber que más), cuando enfermas págate la sanidad y de paso sigue pagando impuestos que ayudan a potenciar ese sistema cainita.

Os dejo varios enlaces más de noticias sobre la siembra de nubes:

Discusión entre ecologistas y payeses en Cataluña

 

La Comunidad de Madrid plantea usar la siembra de nubes

 

Venezuela siembra de nubes zonas de sequía

 

Me despido por hoy, os deseo un feliz 2015 y tal.

Anuncios